esen

Por ello, se indica, el país debe equilibrar la oferta (IES) y la demanda (Estudiantes), por lo que urge transformar el FODESEP de manera similar a como se hizo con el ICETEX, y para ello es pertinente incluirlo en la Plan Nacional de Desarrollo 2015 – 2018 y tramitar la Ley de su transformación en el Congreso de la República.

El siguiente es el texto completo de la entrevista e informe realizado por Revista el Congreso (nro. 178):

La alta calidad depende de muchos factores, entre otros, las condiciones financieras favorables en las instituciones de educación superior (IES) por cuanto los procesos son significativamente costosos.

El Fondo para el Desarrollo de la Educación Superior FODESEP, es una entidad creada por la Ley 30 de 1992 (Ley de educación superior), para financiar y promover los planes, programas y proyectos de sus IES afiliadas.

El estudio “La educación superior de calidad… ¡Cuesta!”, señala que aumentar la cobertura con calidad, pasando del 48% actual, a un estimado del 74 por ciento a 2020, tendría una inversión estimada de 60 billones de pesos.

Esos recursos se asocian a los procesos de acreditación en alta calidad e inclusive, al mantenimiento del proceso de registro calificado.

 El Sistema de Calidad de la Educación Superior se soporta, en gran medida, en un buen financiamiento.

De las 289 instituciones de educación superior del país, sólo 33 están acreditadas en alta calidad y las restantes trabajan en sus condiciones básicas con la intención de acreditarse.

Para Eulalia Nohemí Jiménez Rodríguez, Gerente General de FODESEP, “la acreditación en alta calidad es un objetivo de las instituciones de educación superior, aunque desde el punto de vista legal sea facultativa. Sé que trabajan en ello, pero para muchas su estructura de ingresos y gastos, difícilmente les permite realizar las inversiones asociadas a los procesos de calidad, entre otros: docentes en altos niveles de formación, proyectos de investigación, infraestructura, movilidad, internacionalización y bienestar universitario”.

Para ella, esta situación pasa tanto en las instituciones públicas como privadas. “Si bien en las IES públicas se han hecho importantes esfuerzos para fortalecerlas presupuestalmente, los recursos no son suficientes en virtud de su crecimiento. Además, la asignación de recursos no es homogénea entre Universidades, Instituciones Universitarias, Técnicas Profesionales y Tecnológicas, pero, eso sí, las obligaciones legales o de norma que deben cumplir, son idénticas para todas”.

Agrega que: “En las privadas el panorama no es mejor, difícilmente obtienen recursos distintos a sus matrículas. Como en las IES públicas, sus obligaciones legales o de norma deben cumplirse son distingo o diferenciación, pero los costos por concepto de matrícula sí son diferentes entre unas y otras”.

Aunque las IES reciben recursos gracias a los mecanismos de financiación a la demanda –es decir a los estudiantes-, definitivamente estos no son suficientes para financiar inversiones asociadas a calidad y pertinencia.

“No es posible pensar en un Sistema de Educación Superior con altos estándares de calidad y pertinencia, si las IES –públicas o privadas, no disponen de mecanismos financieros que las habiliten para responder a los requerimientos de la calidad, la pertinencia y la cobertura con equidad”.

Por eso, para apoyarlas, existe el Fondo para el Desarrollo de la Educación Superior FODESEP, creado en 1992 como entidad vinculada al Ministerio de Educación, encargada de la ejecución de las políticas de financiamiento, cofinanciamiento y apoyo a las IES en el desarrollo de sus planes, proyectos y programas.

FODESEP identifica las necesidades financieras de las IES, les apoya con el servicio de crédito, las ayuda a obtener beneficios económicos y de otra índole por la negociación en volumen de bienes y servicios, así como a desarrollar proyectos con los recursos de sus excedentes.

Pese a que mantiene la misma estructura definida en su creación, sus excedentes han permitido distribuir más de 5 mil millones entre sus IES, apoyando más de 400 proyectos que han permitido mejorar  condiciones financieras, organizar estructuras, mejorar prácticas y atraer más estudiantes.

Pese a sus logros, para que FODESEP pueda impactar más en el financiamiento y calidad, debe fortalecérsele, reestructurándolo para que, como canalizador de todos los recursos destinados a apalancar la oferta (es decir a las IES), garantizar el financiamiento, cofinanciamiento y apoyo requerido por las IES.

El país debe equilibrar la oferta (IES) y la demanda (Estudiantes). Urge transformar el FODESEP de manera similar a como se hizo con el ICETEX. Para ello es pertinente incluirlo en la Plan Nacional de Desarrollo 2015 – 2018 y tramitar la Ley de su transformación en el Congreso de la República.

La educación con calidad es la mejor inversión que podemos hacer para que nuestra Colombia tenga un futuro próspero y en paz, dice la Gerente General de FODESEP.