esen

Paralelamente a su actividad docente e investigativa, ha adquirido una importante experiencia administrativa, desde director de área curricular, director de departamento, vicedecano académico, director nacional de Programas Curriculares, decano y miembro del Consejo Superior, hasta Rector de la U.N. Hace pocos días recibió la Cruz Federal del Mérito, máxima condecoración que otorga el Gobierno de Alemania a un ciudadano extranjero.

Como Rector lideró la aprobación de la ley por la cual se creó la estampilla pro Universidad Nacional de Colombia, formuló el Estatuto de Personal Académico, activó el proyecto de hospital universitario y formalizó la suscripción de varios convenios con universidades extranjeras para movilidad de profesores y estudiantes, así como para investigación conjunta.

Asimismo, lideró y coordinó múltiples tareas en el marco de los diálogos de La Habana para el proceso de paz. Durante su administración, ingresaron a la Universidad los primeros estudiantes de la Sede Tumaco. Además, logró un aumento significativo de movilidad académica de estudiantes, fortaleció el Bienestar Universitario con la apertura de comedores centrales y consiguió un aumento de becas de posgrado. También, ha emprendido el proyecto más ambicioso de los últimos 50 años para mejorar la infraestructura física de los campus.

La amplia experiencia y sus logros desde la Rectoría evidencian las capacidades del profesor Mantilla para garantizar el éxito en la continuidad de estos proyectos para posicionar a la Universidad Nacional de Colombia como una institución de excelencia y de talla internacional.

Su propuesta

Para el Rector, preservar la educación como un bien público exige mejorar, avanzar y construir, sin alterar los valores tradicionales de la Universidad, como la autonomía, la libertad de cátedra y de investigación y la capacidad de reflexión sobre sí misma.

Según el docente, la inclusión de la educación como uno de los pilares del Plan Nacional de Desarrollo demanda que la Universidad ejerza un papel de liderazgo nacional, manteniendo su independencia y preservando su autonomía lejos de intereses económicos y políticos, internos y externos.

“Por ello es fundamental lograr una adecuada financiación a la oferta de la educación, presentando a los organismos gubernamentales propuestas que modifiquen la forma actual de asignación de recursos y el modelo de distribución entre las instituciones de educación superior”, puntualiza Mantilla Prada en la propuesta que como candidato dio a conocer a la comunidad universitaria.

Según el docente, la calidad académica y el desarrollo de la investigación exigen ser fortalecidos en muchos aspectos. De ahí que uno de sus propósitos sea actualizar los mecanismos normativos con que cuenta la Universidad para que los nuevos profesionales puedan hacer frente a los cambios del mundo actual, autónoma y responsablemente. Para ello, fortalecerá opciones como doble titulación, diferentes modalidades de trabajo de grado, facilidad de tránsito entre programas y movilidad académica, entre otras.

“La Universidad ha entendido la necesidad de la cobertura nacional de la educación superior, y no solo está presente en las grandes ciudades sino que llega cada vez más a regiones apartadas y a poblaciones vulnerables, con iniciativas audaces como el Programa Especial de Admisión y Movilidad Académica (PEAMA), hoy en proceso de consolidación y convertido en un referente nacional de calidad, equidad, pertinencia e inclusión”, asegura el Rector.

El profesor Mantilla recuerda que la U.N. ha venido ocupando importantes espacios en los escenarios universitarios latinoamericanos y ha logrado que más universidades de Europa, Asia y Norteamérica la reconozcan como par académico.

De hecho, por su liderazgo nacional en educación, gobiernos y universidades de diferentes países le han apoyado importantes proyectos de desarrollo y le han estimulado la formulación de otros nuevos.

Por eso, “consolidaremos este espacio académico que ha ganado la Universidad y que contribuye a mejorar la imagen del país frente al mundo”, destaca en su propuesta.

Para el Rector Mantilla contar con una infraestructura de alta calidad es indispensable para formar profesionales de excelentes calidades académicas e investigativas, que se integrarán a sus comunidades como ciudadanos integrales. 

Los recientes cambios físicos en todos los campus de la Universidad son evidentes, pero no suficientes. “Hemos logrado espacios más amables para los peatones, reforzamiento de inmuebles emblemáticos, construcción de nuevos edificios, mejoramiento de laboratorios y aulas, y seguiremos con la recuperación de edificios históricos, actualización de la conectividad, diseño y construcción de nuevas edificaciones, mantenimiento, adecuación y ampliación de aulas, laboratorios de docencia e investigación, talleres, clínicas y bibliotecas”, resalta el Rector.

Para su renovado periodo como Rector de la U.N., el profesor Mantilla se compromete a continuar el trabajo decidido por lograr el mejor hospital del país, para que reviva el esplendor de la escuela de medicina y se fortalezca la investigación científica en el área de la salud.

De igual manera, consciente de que en una era de posconflicto, la Universidad Nacional debe ser protagonista ejemplar en múltiples aspectos de la vida social y económica de la nación, dentro de las cuales tendrá especial importancia el país agrario. Desde su administración se promoverán los predios rurales y granjas experimentales como escenarios de docencia, de buenas prácticas agropecuarias, de investigación en agricultura, agronomía y agroindustria, sostenibilidad ambiental y extensión agraria.

“La U.N. se ha consolidado como la primera universidad de investigación del país, y así debe mantenerse, pues no hay Estado ni nación viable que no genere su propio conocimiento y que no desarrolle su identidad social y cultural”, concluye el profesor Ignacio Mantilla, reelegido Rector de la institución de educación superior más importante del Colombia.