esen

 La citada normativa tiene por objeto utilizar los saldos de cuentas abandonadas que se encuentran en los establecimientos financieros, para ser invertidos en la creación y administración de un fondo en el ICETEX que permita el otorgamiento de créditos de estudio y créditos de fomento a la calidad de las Instituciones de Educación Superior.

En ese sentido, la normativa considera abandonadas aquellas cuentas corrientes o de ahorro que durante un lapso de tres años no hayan sufrido movimiento alguno por parte de su titular, es decir que no se tendrán en cuenta las operaciones de crédito o débito que los establecimientos financieros realicen con el fin de abonar intereses o realizar cargos por comisiones y/o servicios bancarios.

Para mayor información, los invitamos a acceder al texto que se adjunta

Ley 1777 /2016