esen

El señor rector de la Universidad de Antioquia y representante del Sistema Universitario Estatal, SUE, Dr Mauricio Alviar Ramírez,en nombre de las universidades públicas del país, lanzó una alerta sobre la inminente desfinanciación de las instituciones de educación superior pública para la vigencia 2017.

De acuerdo con el Señor Rector, las universidades públicas colombianas reciben un incremento anual en las transferencias de la Nación equivalente al IPC (Índice de Precios al Consumidor), sin embargo, sus gastos están por lo menos cuatro puntos por encima de este índice; esto ha hecho que entre 2013 a 2015 se haya acumulado un déficit cercano a los 800 mil millones de pesos:

"No se tuvo la precaución de pensar hacia el futuro. Con el escalafón docente —uno de los gastos a los que se refiere Alviar Ramírez— el Estado no reconoce los aumentos en productividad y titulaciones. Por ejemplo, en el 2000 la Universidad tenía el 9% de sus profesores con título de doctorado y hoy tiene el 42%, y ese incremento de salarios no lo reconoce porque la Ley 30 no lo estipuló".

El profesor Alviar Ramírez indicó que si no se empieza a enfrentar ese déficit lo más pronto posible se hará insostenible el normal funcionamiento de las instituciones. Esto podría materializarse en que, por ejemplo, las universidades tendrían que comenzar a cerrar programas, detener sus planes de expansión en cobertura y dejar en el olvido proyectos de infraestructura e investigación fundamentales para el logro de su misión. A mediano plazo podría resultar incluso que algunas instituciones públicas de educación superior sean inviables.

Aunque se han hecho esfuerzos en la consecución de otros recursos como los generados por las estampillas estos no resuelven el problema estructural, mencionó el Rector, y agregó que "las universidades tienen la responsabilidad de ser eficientes en la utilización de los recursos".

A las universidades públicas, 32 en total y que atienden al menos 300 mil estudiantes en todo el país, se les exige calidad: más docentes e investigadores formados como doctores, más laboratorios, más desarrollos en infraestructura e investigación. En la situación actual esto resulta difícil de cumplir por la insuficiencia de recursos.

Las propuestas tienen que ver con tres aspectos: el primero, ajustar la Ley 30 de 1992 —Ley de Educación Superior-— para que se garanticen los ingresos requeridos y que estos crezcan por encima del IPC; además, buscar que en el presupuesto de la Nación se contemple el tema y se genere una adición que año tras año haga que la balanza se nivele; y por último lograr que del incremento del IVA, que pasaría del 16% al 19% con la reforma tributaria, se destine un punto para entregarlo a las universidades públicas. Con eso se recogerían al menos 300 mil millones por año, lo que permitiría aliviar la situación en un poco más de dos años.

Aseguró el Rector de la Universidad de Antioquia que con la alerta se busca generar la voluntad política necesaria para superar la situación y garantizar la cobertura y calidad suficiente de las instituciones públicas.

Fuente: Tomado de la pagina oficial de la universiad de Antioquia-http://www.udea.edu.co/wps/portal/udea/web/inicio/udea-noticias/udea-noticia