esen

nuevo_rector_iumafis.png

El pasado 13 de diciembre, el Consejo Superior de la Institución Universitaria Marco Fidel Suárez, designó al Doctor Gustavo Adolfo Moreno López, Magister en Educación y Desarrollo Humano y candidato a Doctor en Administración, como nuevo Rector de la Institución, quien tomo posesión del cargo el 15 de enero.

 

El Rector, con una trayectoria de más de 20 años en educación superior y egresado de la Institución cuenta con estudios en: Licenciatura en Docencia para Tecnólogos y Profesionales, Especialización en Gestión de la Calidad Universitaria, Maestría en Educación y Desarrollo Humano y es candidato a Doctor en Administración.

 

Así mismo se ha desempeñado en cargos como:

Rector (e), Politécnico Marco Fidel Suárez.

Vicerrector Administrativo en la Universidad San Buenaventura

Vicerrector Académico en el Politécnico Marco Fidel Suárez e Institución Universitaria Salazar y Herrera.

Director de programa académico en el Politécnico Marco Fidel Suárez.

Director de sede en el Politécnico Marco Fidel Suárez.

Decano Escuela de Administración en la Institución Universitaria Salazar y Herrera.

Docente de posgrado en la Universidades de San Buenaventura e Institución Universitaria Salazar y Herrera.

 

La Institución está comprometida con fortalecer los procesos académicos y administrativos, y ser un referente de la Educación Superior en el Note del Valle de Aburrá, le auguramos muchos éxitos en la gestión al nuevo Rector y esperamos que la Institución cada vez se consolide más con sus programas Profesionales Universitarios, Tecnológicos y Técnicos Laborales.

 

Fuente: http://iumafis.edu.co/index.php/noticias/item/494-nuevo-rector.html

duque_eduintegral.png

Por: Ministerio de Educación.

 

Ante más de 150 jóvenes de todo el país, el Mandatario planteó la puesta en marcha de un programa de formación de jóvenes veedores, quienes garanticen máxima transparencia en la inversión de los recursos en las universidades públicas.

 

Al intervenir en la Mesa Sectorial de Juventud, realizada este lunes en la Universidad del Rosario, en el marco de la Gran Conversación Nacional, el Presidente Iván Duque consideró que como resultado de este ejercicio de diálogo social los colombianos deben imponerse la tarea de lograr que esta década sea la de la cobertura integral en la educación superior.

 

"Pongámonos todos los que estamos acá a hacer una gran meta nacional que salga de esta Conversación: que esta década, que va del 2020 al 2030, sea la década de la cobertura integral en educación superior; que todo este ejercicio que estamos haciendo no solo sea para lo inmediato que se necesita, sino para trazar ese derrotero: llegar al 2030 con la cobertura integral en educación superior", precisó.

 

Durante el encuentro con los jóvenes, que hace parte de la Conversación Nacional, iniciada el pasado 24 de noviembre, el Jefe de Estado recordó que la meta del Plan Nacional de Desarrollo de su administración es llegar al año 2022 con una cobertura del 60 por ciento en educación superior, y sostuvo que si se trabaja conjuntamente entre todos es posible llegar a una cobertura integral al final de la década.

 

Así mismo, reiteró que el objetivo del Gobierno es llegar al año 2022 con 334 mil jóvenes asistiendo gratuitamente a las universidades públicas de Colombia, a través del programa Generación E, que impulsa el Ministerio de Educación. "Logramos 80 mil el año pasado y queremos 100 mil este año", dijo.

 

Formación de jóvenes veedores

 

Ante más de 150 jóvenes de todo el país, el Mandatario respondió inquietudes sobre la inversión de los recursos para fortalecer la educación pública universitaria, y planteó la puesta en marcha de un programa de formación de jóvenes veedores, que garanticen transparencia en la inversión de los recursos en las instituciones de educación superior.

 

"Hagamos, de una vez, un programa de formación de veedores, y pongo al servicio la Escuela de Administración Pública (Esap) y también invitar a la Contraloría, para formar jóvenes veedores que garanticen que los recursos que se invierten en las universidades vayan de manera directa a beneficiar la formación de los jóvenes de Colombia", enfatizó.

 

En la Mesa Sectorial de Juventud también participaron la Vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, varios ministros del Despacho, el Director del Departamento Administrativo de la Presidencia, Diego Molano, coordinador de la Conversación Nacional, y el Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos.

 

* Con información de la Presidencia de la República

 

Fuente: https://www.mineducacion.gov.co/portal/salaprensa/Noticias/392033:Que-esta-decada-que-va-del-2020-al-2030-sea-la-decada-de-la-cobertura-integral-en-educacion-superior-Presidente-Duque:Que-esta-decada-que-va-del-2020-al-2030-sea-la-decada-de-la-cobertura-integral-en-educacion-superior-Presidente-Duque

servicio_militar.png

 

Fuente: El Tiempo.

 

El expresidente Álvaro Uribe, junto con varios senadores del Centro Democrático, radicaron en la Comisión Sexta del Senado -en donde se debaten los temas de educación- un proyecto de ley para promover el acceso a la educación superior pública para quienes hayan prestado el servicio militar obligatorio.  

 

El documento, que fue radicado el 11 de diciembre, propone mayores beneficios no solo en términos educativos, también en pensión de jubilación de vejez y de invalidez. 

 

"Los colombianos que presten servicio militar deben tener derecho de acceso a la universidad pública. Hoy por hoy la ley permite que tengan un descuento del 30 por ciento en la matrícula. Seguramente los ponentes van a examinar cómo se les puede beneficiar con lo que se llama las becas de Generación E", indicó Uribe cuando radicó el proyecto de ley. 

 

El documento señala que "cuando el ciudadano haya sido admitido en instituciones públicas y privadas para adelantar estudios universitarios, tecnológicos y técnicos, en caso de prestar el servicio militar, las instituciones tendrán la obligación de reservar el cupo respectivo hasta el semestre académico siguiente al licenciamiento", reza el proyecto ley, que todavía no tiene ponentes asignados. 

 

Expertos en educación superior revisaron la propuesta y explicaron cuáles serían los alcances de este proyecto de ley. 

 

Jairo Torres, director del Sistema Estatal Universitario, opina que se trata de una iniciativa interesante porque "reconoce y protege el esfuerzo de los jóvenes que por obligación constitucional tienen que pagar el servicio militar y que no pueden continuar desarrollando otras actividades. Este proyecto no violenta la autonomía universitaria, porque les está diciendo a las universidades que sean flexibles en estos casos y en ningún momento se les pide que exoneren el pago de la matrícula". 

 

Sin embargo, Carlos Mario Lopera, experto en educación superior y director del Observatorio de la Universidad Colombiana, asegura que en la manera como está redactado el proyecto pareciera que se "asigna el cupo de forma directa, sin requisitos y no valora la autonomía de las IES públicas, contemplada en la Ley 30 de 1992, de admitir a sus propios estudiantes". 

 

"Esto genera molestia entre las universidades oficiales, pues éstas por la naturaleza propia de la academia y su carácter público, reciben dineros del Estado, pero no son y no se consideran para-estatales", continúa Lopera.

 

Los expertos reconocen que el proyecto de ley permitiría que los jóvenes que presentan el servicio militar salgan del servicio y se puedan preparar para ingresar al mercado laboral en mejores condiciones y con menos informalidad.

 

"La mayoría de los muchachos que prestan servicio militar obligatorio provienen de familias con bajos ingresos. Además, ellos obtienen puntajes bajos en las pruebas Saber 11 y su destino, después de prestar el servicio militar, es incierto (guardaespaldas, celadores, economía informal o actividades ilegales) dado que no tienen formación para el trabajo o el desarrollo de profesional", sostiene Ángel Pérez, profesor universitario y asesor en temas de educación.

 

No obstante, el experto advierte sobre la necesidad de ampliar la oferta de la educación superior.  "Estos muchachos tendrán que respetar los procesos de admisiones de las instituciones de educación superior y competir con otros por los cupos. En estas condiciones con seguridad el destino de estos muchachos será el Sena o una institución de educación superior de mala calidad. El país necesita fortalecer, mejorar y ampliar la educación técnica y tecnológica para otorgar posibilidades reales a estos muchachos", añade. 

 

Entre tanto, Jennifer Pedraza, líder estudiantil de la Universidad Nacional, propone que la educación superior pública debería ser un derecho no focalizado. 

 

"(La educación pública) no debería ser ni para el sector más rico ni para el más pobre. Lo que la garantiza como derecho fundamental es que precisamente se universalice", sostiene la joven.

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/la-propuesta-de-uribe-para-dar-acceso-a-la-universidad-publica-a-quienes-prestaron-servicio-militar-452258

unisucre_gobernacion.png

Por: El Heraldo.

 

La continuidad del convenio interadministrativo 0064 suscrito entre el Ministerio de Educación, el Departamento y la Universidad de Sucre permitirá aunar esfuerzos institucionales para fortalecer la educación técnica agropecuaria, mediante el modelo educativo socio-formativo, sostuvo este jueves el secretario de Educación, Francisco Sierra Paternina.

 

Explicó que esta modalidad educativa, que beneficiará a los municipios de Caimito, Majagual, Sucre, San Marcos, Sampués y San Juan de Betulia, busca promover la permanencia escolar a través de proyectos pedagógicos productivos y sostenibles como estrategia de emprendimiento rural e inclusión social y productiva.

 

Para consolidar este modelo, el funcionario se reunió con el rector de la Universidad de Sucre, Jaime de la Ossa Velásquez, para acordar acciones conjuntas que permitan el fortalecimiento de programas, tareas afines y trabajo en redes desde el escenario escolar rural.

 

“Es necesaria la articulación con todos los actores del territorio para construir un Sucre diferente, que permita la generación de desarrollo, bienestar e impulso a los procesos de capacitación y formación en temas que impacten a productores y favorezcan las formas asociativas de producción», dijo el secretario de Educación departamental, Francisco Sierra.

 

Al respecto, el rector de la Universidad de Sucre, Jaime de la Ossa Velásquez, precisó que la iniciativa interinstitucional está orientada a la construcción de acciones innovadoras en las instituciones educativas y la comunidad, fortaleciendo las capacidades e impulsando el desarrollo de las escuelas y colegios, epicentro del convenio.

 

Una delegación de la Secretaría de Educación visitará los municipios de Caimito, Majagual, Sucre, San Marcos, Sampués y San Juan de Betulia, que tienen instituciones técnicas agropecuarias porque el objetivo es entregarles materiales e insumos que permitan dar inicio al convenio, dijo Sierra.

 

Fuente: https://www.elheraldo.co/sucre/convenio-gobernacion-y-unisucre-para-fortalecer-educacion-tecnica-agropecuaria-694551

unitropico_publica.png

Por: El Tiempo.

 

En el segundo semestre de 2020 se espera que Colombia pase de tener 32 a 33 universidades públicas, luego de la transformación jurídica de la Fundación Universitaria Internacional del Trópico Americano (Unitrópico) de institución privada a oficial.

 

Recientemente, el Ministerio de Educación firmó el Convenio de Aportes de Financiación para Ente Universitario Autónomo, el cual garantiza aportes de la  Nación en 16.000 millones de pesos una vez Unitrópico -ubicada en Yopal (Casanare)- finalice su transformación a universidad pública. El pacto también contempla que la Gobernación del Casanare otorgará 2.500 millones de pesos y la institución dará otros 2.500 millones de pesos.

 

En total, se espera que la universidad reciba 21.000 millones de pesos en cada vigencia, recursos que son permanentes en el tiempo y que crecerán de acuerdo con el IPC. Pero, ¿qué hay detrás de este movimiento? ¿por qué la universidad decidió hacer ese cambio? 

 

"La transformación de Unitrópico en institución de educación superior pública es un hecho histórico para el país y para esta región (Casanare) que no tiene una universidad de origen territorial. Unitrópico le dará mayores oportunidades a los jóvenes casanareños y de departamentos aledaños como de Vichada, Guaviare, Guainia y Vaupés", reconoce Luis Fernando Pérez Pérez, viceministro de Educación Superior, durante la firma del convenio, que se realizó el 30 de diciembre del 2019.

 

Expertos en el tema señalan que este hecho es relevante -además de la transformación- porque "antes de la Constitución del 91 no se ha vuelto a crear una universidad pública". 

 

Alexis Bohórquez, jefe de la oficina asesora jurídica de Unitrópico, le dijo a EL TIEMPO que el proceso de transformación inició desde hace varios años y era necesario "porque la universidad era de participación mixta, es decir 96 por ciento pública y 4 por ciento privada. Sin embargo, no tenía los beneficios que tienen las otras institución públicas del país, o sea, sin recursos".  

 

Bohórquez, quien es egresado de Unitrópico, explica que el proceso de transformación se divide en tres etapas: expedición de la ley 1937 de 2018, objeciones ante la Corte Constitucional y la consecución de recursos. 

 

"En algunos aspectos de control y contabilidad, ciertos entes de control nos reconocían como una entidad pública (...). Sin embargo, dada su conformación, nunca recibió participación del Estado, solo la conformación patrimonial, que fue más de 2.600 millones de pesos. Siempre fue reconocida como institución privada", cuenta.

 

El abogado explica que la idea de la transformación ha sido un proceso largo, que, incluso, surgió cuando era estudiante de la universidad.

 

"En el año 2008 un grupo de estudiantes nos preguntamos por qué no estaban otorgando unas becas si la universidad dependía de la Gobernación de Casanare. Ahí se encontró una limitante constitucional porque a las entidades privadas el Estado no puede inyectar recursos públicos (...). La universidad siempre ha estado bien económicamente, pero el proceso se generó por dignidad social", continúa.  

 

La Ley 1937 de 2018, que fue pensada y ejecutada por Bohórquez, tuvo los cuatro debates reglamentarios, dos de Cámara y dos de Senado; más dos debates de conciliación. El expresidente Juan Manuel Santos la objetó, pero el Congreso la negó. Luego se fue a la Corte Constitucional y finalmente fue sancionada. 

 

Una vez entró en vigencia varios periodistas y personas de la sociedad civil constituyeron una veeduría en Casanare "para presionar al gobierno departamental" e iniciar la transformación de Unitrópico.  Finalmente, lo único que faltaba era la asignación de recursos del Estado, que se realizó con la ayuda del actual Ministerio de Educación y el saliente gobernador del Casanare, Josué Alirio Barrera Rodríguez.

 

"El tema fue complicado. Imagínese una universidad que fue construida con recursos y en territorio del departamento, pero funcionaba como privada. Cuando entramos la primera apuesta fue: o es pública o no le metemos más recursos (...). Además, mi meta era que todos los casanareños tuvieran acceso a la educación superior de bajo costo", dice Barrera. 

 

"La necesidad que tuve cuando fui muchacho y no pude estudiar, porque solamente hice hasta tercero de bachillerato, me llevó a buscar soluciones para que los jóvenes del Casanare puedan terminar sus estudios e ingresar a la universidad", afirma Barrera, agregando que los cupos se podrían incrementar de 1.700 a 3.000 con la transformación. 

 

En una misma posición se encuentra José Luis Pérez, representante de los estudiantes ante el Consejo Superior de Unitrópico, pues afirma que con este proceso de cambio se abrirá la oportunidad para que más jóvenes puedan ingresar a la educación superior.

 

"Es una gran oportunidad para Casanare, porque tendrá su primera universidad pública y así se podrán ofrecer muchas oportunidades. En esta región hay aproximadamente 9.000 estudiantes de grado 11 que se gradúan, de los cuales 3.000 solo tienen la oportunidad de acceder a la universidad. Imagínese, ahorita pueden haber muchos jóvenes recién graduados buscando otras oportunidades diferentes a estudiar", expone Pérez. 

 

Y agrega: "La mayoría de los estudiantes quieren que se convierta en pública porque dicen que la educación será mucho mejor y, además, se bajan los costos, porque se pasará de pagar entre 2 y 5 millones de pesos por matrícula a 600.000 pesos; eso es una ventaja muy grande". 

 

En este momento, según explica el jefe de la oficina asesora jurídica de Unitrópico, hace falta que la institución educativa desarrolle un estudio de factibilidad financiera requerido por el Ministerio de Educación, que será evaluado por el Consejo Nacional de Educación Superior.  

 

"Y también está pendiente la cesión de derechos de los fundadores privados en el sentido de querer que Unitrópico se transforme en pública, tal como lo establece el artículo 2 de la Ley 1937 de 2018", añade Alexis Bohórquez. 

 

Cuando se haga efectivo el cambio de la institución, que se fundó en el 2000 y ofrece pregrados como Medicina Veterinaria y Zootecnia, Derecho, Ingeniería Agroforestal e Ingeniería Agroindustrial, entre otras carreras, la palabra Fundación no seguirá haciendo parte del nombre del centro académico. Quedará así: Universidad Internacional del Trópico Americano.

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/unitropico-la-primera-universidad-privada-que-pasa-a-ser-publica-449614

rediseñar_modelo.png

Por: América Economía.

 

Cerca de 3.800 asistentes al CIIE provenientes de 23 países coinciden en que la educación tiene grandes desafíos en temas de liderazgo, inteligencia emocional y modelos educativos disruptivos.

 

El sexto Congreso Internacional de Innovación Educativa (CIIE), organizado por el Tecnológico de Monterrey, congregó a rectores de universidades líderes de Alberta, British Columbia, Cape Town, Edimburgo, Maastricht, el Colegio de México, la Universidad Veracruzana, la Jaume I de España y expertos de otras instituciones que también figuran en el top 200 del QS World University Ranking 2020, entre ellos Eric Mazur de Harvard, Anant Agarwal de MIT, Marc Brackett de Yale y Mizuko Ito de UC Irving.

 

Así mismo asistieron profesores, investigadores, organizaciones e instituciones de Latinoamérica y España para intercambiar propuestas que impulsen el rediseño de los modelos educativos en el mundo.

 

Esta edición fue inaugurada por el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, siendo su primera visita a una universidad desde que asumió la Presidencia, donde se dieron cita 780 instituciones y más de 3 mil 800 asistentes de 23 países que participaron en las cerca de 500 actividades, llegando a un alcance de más de 100 millones de personas en redes sociales

 

El Congreso abordó durante sus actividades y con las ponencias de expertos mundiales seis ejes temáticos de gran trascendencia: tendencias educativas; tecnologías para la educación; gestión de la innovación educativa; innovación académica de la salud; formación a lo largo de la vida; y emprendimiento educativo.

 

Como parte de las actividades del Congreso, se llevó a cabo el encuentro Transforming Higher Education exclusivo para rectores, vicerrectores y directivos de instituciones de educación superior, para analizar los retos que enfrenta la educación a nivel global. Uno de los talleres, en el que se dieron cita más de 30 participantes, abordó los ‘Retos de las universidades a corto plazo’ y en él se discutieron las competencias que los estudiantes deben desarrollar para responder a las necesidades de los empleadores y los acelerados cambios del entorno laboral. Se puntualizaron las siguientes vertientes de acción para las universidades que busquen estar a la vanguardia:

 

Realizar investigaciones sobre las nuevas competencias, en donde seamos capaces de identificar los mapas de los empleos del futuro, así como las brechas de empleabilidad futura por sector educativo.

 

Vincular la formación del estudiante a través de alianzas con empresas que permitan fortalecer sus competencias.

 

Definir el nuevo perfil del egresado que permita anticipar las futuras necesidades de los empleadores.

 

Desarrollar competencias transversales que incentiven la creatividad e innovación, la empatía e inteligencia emocional, resiliencia y el trabajo en equipo; que fortalezcan la capacidad de resolver problemas complejos, a través de un pensamiento crítico y siempre con un liderazgo positivo.

 

Mantener y reforzar la capacitación a los académicos y formadores que permitan al estudiante aprender de una manera diferente y que los rete constantemente.

 

Establecer nuevos métodos de enseñanza que permitan un mayor trabajo interdisciplinario entre academias y escuelas, con un enfoque en la resolución de problemas y retos y en un marco de flexibilidad.

 

Los expertos asistentes al panel coincidieron en que los nuevos modelos educativos tendrán que representar un ‘paso visionario e inspirador de universidades atrevidas’ para seguir transformando la educación, que invite a otras instituciones a innovar en sus métodos de enseñanza para redefinir el futuro de la educación superior en el mundo.

 

En este contexto, durante el CIIE, el Tecnológico de Monterrey compartió con sus símiles los avances de la implementación de su nuevo modelo educativo, que recién se lanzó el pasado agosto a nivel nacional.

 

Este innovador modelo basado en retos, flexibilidad, con profesores inspiradores y vivencias memorables, busca ser un modelo integral que estará en constante evolución para formar profesionistas con nuevas competencias y capaces de enfrentar los desafíos del mundo del futuro.

 

“Ante jóvenes nativos digitales cada vez más empoderados e informados, las instituciones tenemos la obligación de diseñar nuevos modelos educativos que consideren lo que serán sus necesidades e incorporen a los estudiantes mismos en dicho proceso. En la implementación de nuestro nuevo modelo basado en retos, ya estamos haciendo ajustes –que anticipábamos por sus mismas características innovadoras– con la retroalimentación de nuestros alumnos y profesores a lo largo del semestre”, comentó Román Martínez, vicerrector de Transformación Educativa del Tec.

 

Salvador Alva, presidente del Tec compartió durante su participación, “en estos días en los que hemos intercambiado reflexiones y opiniones con expertos de todo el mundo, coincidimos en que los modelos educativos están agotados. Urge implementar cambios. Si no lo hacemos, nos vamos a quedar obsoletos ante los grandes retos que nos presenta el futuro y no responderemos a las necesidades de nuestros jóvenes. Me da mucho gusto que todos hayamos coincidido en esta realidad”.

 

“Es increíble que estén logrando hacer este cambio en un sistema tan grande como el Tec de Monterrey. Qué emocionante y que interesante conocer sus experiencias”, comentó Mizuko Ito, profesora de University of California, Irvine; y cofundadora y CEO de Connected Camps en sus conversaciones con directivos de la institución.

 

Durante el CIIE, algunos líderes académicos compartieron una misma visión frente a los retos de la educación:

 

“Hemos estado de acuerdo que las formas tradicionales de enseñar ya no son relevantes y que tenemos que rediseñar nuestra forma de hacerlo. Muchos de los que estamos al frente de universidades sabemos que éstas –generalmente– son adversas al cambio, de manera que la pregunta es ¿cómo hacemos que suceda el cambio?”, cuestionó durante su participación Mamokgethi Phakeng, vicerrectora de University of Cape Town.

 

Otro tema interesante fue la participación cada vez mayor de los propios estudiantes en el diseño de las soluciones a los retos de la formación. “El compartir el poder y el control con los estudiantes es necesario, pero asusta a gran parte de la academia. Los estudiantes son el arma secreta del proceso de cambio de las universidades; si sabemos entenderlos, escucharlos y aprovechar sus capacidades podremos proveerles experiencias de aprendizaje relevantes y que se apoyen en la resolución de problemas; ese es el camino en el que debemos ir”, aseguró Santa Ono, presidente y vicerrector de University of British Columbia, universidad número 51 acorde a QS World University Ranking 2020.

 

“Las universidades deben modernizarse e innovar, aunque tengan cientos de años no quiere decir que pueden continuar haciendo lo mismo, tampoco quiere decir que podemos ser complacientes sobre nuestro futuro, tenemos que adaptarnos al mundo moderno.  Tenemos que hacer cosas de manera diferente incluyendo diferencias tecnológicas, educación digital pero también con planes de estudios muchos más flexibles, habilidades transferibles, preparando a nuestros alumnos para un mundo tan cambiante que ni siquiera sabemos qué trabajos van a tener en el futuro”, compartió Peter William Mathieson, director y vicerrector de The University of Edinburgh, de posición 20 en el mundo según QS World University Ranking 2020.

 

Al finalizar, José Escamilla, director de Innovación Educativa del Tec y presidente del CIIE, apuntó que el Congreso tiene ya un gran reconocimiento a nivel nacional e internacional, gracias a la calidad de sus ponentes y a la diversidad de las experiencias en innovación educativa que se comparten y divulgan. Y, extendió la invitación a la comunidad a seguir construyendo el rumbo de la educación en la séptima edición que se llevará a cabo del 14 al 16 de diciembre de 2020.

 

Fuente: https://mba.americaeconomia.com/articulos/notas/redisenar-modelos-educativos-el-gran-desafio-para-las-universidades-en-el-mundo

bajas_matriculas.png

Por: Semana.

 

El último reporte del Sistema Nacional de Información de la Educación Superior indica que para 2018 se matricularon 2.408.041 estudiantes, 38.000 menos que el año anterior. Esto ha encendido las alarmas en las universidades que buscan explicaciones a esta tendencia que se viene registrando en los últimos años.

 

Desde finales de 2017 empezó un fuerte rumor a sotto voce en el sector educativo: la caída de las matrículas de estudiantes en las universidades del país. La conversación fue subiendo volumen y el más reciente dato entregado por el Sistema Nacional de Información de la Educación Superior (SNIES) lo ratificó: para 2018 se matricularon 2.408.041 estudiantes, una disminución de 1,5 por ciento con respecto al año anterior. Es decir, 38.000 estudiantes menos.

 

Las cifras tienen encendidas las alarmas, en especial porque amenazan el cumplimiento de la meta del Gobierno de alcanzar el 57 por ciento de cobertura educativa en el país en el cuatrienio, que hoy está en 52 por ciento. Pero también porque forma parte de la compleja situación universitaria ante los cambios en la demanda de las empresas y los mercados de profesionales.

 

¿Se trata de una situación coyuntural o estructural? Varias explicaciones rondan para entender lo que está pasando. Por un lado, hay razones demográficas por el cambio en la población, que se ha envejecido, hecho registrado en el censo del Dane, en el que se registró que la población en edad de ingresar a la universidad es cada vez menor. En 1973 la población entre 15 y 19 años representaba el 11,8 por ciento, mientras que a 2018 bajó a 8,7.

 

Esta es una de las teorías más fuertes que algunos académicos mencionan. “La demanda de instituciones como la Javeriana, Los Andes, Eafit e Icesi, proviene de los estratos 4, 5 y 6. Si uno ve la cantidad de graduados en las estadísticas del Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación (Icfes), los estratos más altos están creciendo muy lentamente, porque las familias tienen pocos hijos. Ante eso, tienen que ampliar su espectro de demanda para que accedan personas de otros estratos”, dice Fabio Sánchez, profesor de la Facultad de Economía de Los Andes.

 

Por otro, justificaciones económicas apalancadas en gran parte en la difícil situación económica de muchas familias colombianas que hoy viven incertidumbre en materia laboral por los altos índices de desempleo del país. Al tema económico también se suma la desaparición del programa ‘Ser Pilo Paga‘, que permitió que muchachos de bajos ingresos pudieran acceder a universidades privadas de alta calidad. Lo reemplazó Generación E, pero aún no ha tenido el impacto esperado, para 2019 tenían presupuestado alcanzar los 80 mil beneficiarios, pero la cifra llegó a los 70 mil.

 

También hay otras circunstancias, como por ejemplo el desfase entre la oferta educativa y la demanda laboral o empresarial. Los jóvenes hoy registran casi 20 por ciento de desempleo, y lo que en el pasado era casi un contrato social en el que el grado universitario aseguraba el enganche laboral, hoy es más limitado e incierto.

 

¿Qué pasa en cada uno de esos escenarios? Por el lado demográfico, según el Dane, mientras en 2005 había 816.298 jóvenes de 16 años, en 2018 esa cifra bajó a 737.936. “En Colombia vivimos actualmente una rápida caída de la natalidad y por lo tanto nacen menos niños en números absolutos. Cuando alcanzan la edad para ingresar a la universidad, llegan en menor cantidad que hace pocos años. Esta situación es estructural”, explica Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte, en Barranquilla.

 

Por su parte, la discusión tiene varias aristas. Por un lado, ciertamente la economía ha crecido en los últimos dos años después de un periodo complejo por la caída de los precios de los commodities, como el petróleo. Pero el desempleo no ha cedido y ya se ubica en doble dígito. Además, el Índice de Confianza del Consumidor viene en terreno negativo desde 2016, salvo unos meses de mitad de año de 2018.

 

La incertidumbre marca hoy la agenda y ya algunos analistas señalan la fragilidad del crecimiento, pues está basado en los créditos que mueven el sector financiero, pero con el riesgo de que el desempleo crezca y la cartera morosa pueda aumentar. Esta circunstancia cambiaría en la medida en que la economía se dinamice y registre crecimientos por encima de 3 por ciento. Sin embargo, ya las expectativas, que en principio mostraban mejores resultados para 2020 que para este año, están cambiando con tendencia a la baja.

 

En 2007 el costo de la matrícula para un estudiante de primer semestre de cualquiera de las primeras 30 universidades privadas colombianas en el ranking QS era de 13,1 salarios mínimos mensuales legales vigentes (smmlv), en promedio, según el Observatorio de la Universidad Colombiana; mientras que para 2014 pasó a 14,44 smmlv. Aunque no se tienen datos más recientes, la tendencia parece ir al alza.

 

De acuerdo con la firma consultora B.O.T., el precio de las matrículas también ha subido por encima de la inflación en los últimos años. Entre 2009 y 2015, la inflación fue de 2,8 por ciento promedio anual, mientras que en promedio las matrículas subieron 4,8 por ciento anual. En el efecto acumulado y de manera ilustrativa, una matrícula que costaba 100 pesos en 2009, en 2015 ya valía 132 pesos y solo debería valer 118 si se ajustara por inflación.

 

No todos comparten esta visión. Meisel considera que se trata sobre todo de un problema de demanda y no tanto de costos, pues afecta también a las universidades públicas, donde las matrículas son menos costosas.

 

Pero no es la única visión desde el lado económico. “Universidades como la nuestra han disminuido el número estudiantes, y tengo una explicación: se llama Icetex y Ser Pilo Paga”, dice Francisco Piedrahíta, rector de Icesi, en Cali.

 

Señala que la universidad tiene un programa de becas apalancadas con créditos del Icetex: el estudiante toma 75 por ciento con el Icetex y la universidad le da 25 por ciento de descuento como beca, con ayudas adicionales como alimentación y un subsidio de un salario por semestre. “Esa beca viene disminuyendo desde 2014 y se ha reducido en un 75 por ciento el número de beneficiarios del Icetex que acceden a ella”, explica Piedrahíta. El rector de la Icesi agrega que el cambio del programa de Ser Pilo Paga a Generación E también ha impactado porque el nuevo es una fracción del original.

 

Para algunos, otro argumento tiene que ver con la oferta educativa de las universidades y la poca pertinencia de los programas en medio de una profunda transformación tecnológica y la llegada de la cuarta revolución industrial.

 

“Seguimos educando a los profesionales con metodologías y procesos del siglo pasado y estamos en la época del humanismo digital. Es un nuevo mundo”, dice el exministro Diego Molano. Considera que este es un momento para la transformación de la educación superior. “Unas universidades –agrega– se pueden enfocar en las nuevas realidades de los mercados; otras, en investigación, y unas más cambiar hacia la educación para el trabajo”.

 

Aunque hay quienes no creen en las cifras. Para Piedrahíta, el Ministerio de Educación tiene que sincerarse. “Lleva varios años transformando el Sistema Nacional de Información en Educación Superior y las universidades están tratando de actualizar información. Esto ha generado distorsiones”, advierte Piedrahíta.

 

Más allá de las explicaciones y preocupaciones, las universidades enfrentan esta situación, que ya ocurrió hace varias décadas en Estados Unidos y Europa, con varias estrategias. Una de ellas, reforzar la educación de posgrados y cursos de extensión. También aumentar ingresos con la consultoría y con nuevas donaciones, en el caso de las universidades privadas.

 

No obstante, la preocupación permanece y las universidades buscan caminos para mantener la relevancia que por siglos han construido.

 

Fuente: https://www.semana.com/educacion/articulo/por-que-caen-las-matriculas-en-las-universidades-en-colombia/648207

corhuila_rector.png

El pasado viernes 10 enero de 2020, se realizó la posesión el Ingeniero Industrial Oscar Eduardo Chávarro Arias como Rector para el periodo 2020-2022 de la Corporación Universitaria del Huila- Corhuila. El acto se realizó en presencia del Presidente del Consejo Superior, el Doctor Jairo Toro Rodríguez; la Asamblea General de Fundadores y Consejo Superior de Corhuila; el Gobernador del Departamento del Huila, Luis Enrique Dussán López; el Director de la Cámara de Comercio de Neiva, Ariel Rincón Machado; autoridades de policía y ejército departamentales y locales; representantes de gremios de todos los sectores del departamento y la ciudad.

 

Oscar Eduardo Chávarro Arias nació en la ciudad de Neiva, tiene 39 años de edad y  se graduó como Ingeniero Industrial en la Universidad Cooperativa de Colombia. Es Especialista en Alta Gerencia de la Universidad Militar Nueva Granada y en Gerencia de Proyectos de la EAN. También es Magister en Gestión de Organizaciones de la Universidad Militar Nueva Granada.

 

Se desempeñó durante los últimos años como Jefe Nacional de Planeación de Alcanos de Colombia, Director de la Oficina de Competitividad e Innovación de la Cámara de Comercio de Neiva, Asesor de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Neiva, Director de la Unidad de Emprendimiento de la Universidad Cooperativa de Colombia sede Bogotá y Key Account Manager del Laboratorio Alemán Heel Colombia.

 

El nuevo Rector presentó su plan de trabajo visualizando a Corhuila en 4 años, como una institución de educación superior acreditada en alta calidad dentro del proceso de transición de institución universitaria a universidad, bajo tres pilares fundamentales que a futuro permitirán la oferta de nuevos programas de pregrado y posgrado:

 

Emprendimiento innovador.

 

La cobertura, la calidad y la pertinencia en la educación.

 

La universidad como motor de desarrollo regional y fuente de consulta del sector productivo del gobierno, de la academia y de la sociedad civil.

 

De igual manera manifestó que se establecerá un modelo creativo para el fortalecimiento educativo donde será importante el buen gobierno corporativo, el PMO, acciones misionales y habilidades blandas para que los estudiantes sean cada vez más profesionales íntegros, con valores, principios, ética y carácter, buenos seres humanos para avanzar de manera constructiva y propositiva.

 

Finalmente indicó que Corhuila buscará la apropiación de las TIC, las nuevas megatendencias 4.0, en el marco del nuevo plan de desarrollo institucional, con el fin de tener una institución más competitiva que le aporte al  desarrollo regional y coadyuve al mejoramiento de la calidad de vida de los ciudadanos del Huila y del Sur de Colombia.

 

Fuente: https://www.corhuila.edu.co/seccion/nuevo-rector-corhuila.HTML

aprenderdiferente.png

Por: Revista Dinero.

 

Es una carrera entre educación y tecnología. A medida que los sistemas inteligentes y las máquinas cambian y transforman la naturaleza del trabajo, las personas necesitarán habilidades completamente nuevas. Un análisis de Marco Ribas, presidente Accenture en Colombia.

 

Pero este set de  habilidades fundamentales para el trabajo del futuro, no se enseñan en las aulas: se adquieren a través de años de práctica y experiencia. Por eso, algunas grandes organizaciones experimentan permanentemente con nuevos métodos de aprendizaje continuo, ya que los sistemas tradicionales de educación y aprendizaje siguen resultando ineficaces e inapropiados para desarrollar las habilidades necesarias para afrontar los nuevos desafíos. Las organizaciones más pequeñas, en cambio, corren con desventaja y podrían sufrir un costo económico potencialmente grande si no logran aplicar nuevas técnicas de aprendizaje.

 

Algunos de nuestros estudios, muestran que, si no se cierra  la brecha de habilidades, países como México y Sudáfrica podrían perder 1,8 puntos porcentuales de crecimiento en los próximos días años. Las economías con una base de habilidades más sólida aún podrían perder mucho: hasta US$975.000 millones en los Estados Unidos y US $ 264 mil millones en Alemania.

 

Si los países del G20 no pueden adaptar la oferta de habilidades para satisfacer las necesidades de la nueva era tecnológica, corren el riesgo de renunciar a un crecimiento del PIB de hasta US $ 11,5 billones en los próximos 10 años.

 

¿Cómo impactará la tecnología en la demanda de habilidades?

 

Nuestros análisis revelan el cambio relativo en la demanda de diferentes tipos de trabajo, en función de si las tecnologías inteligentes automatizan las tareas o las potencian. Estimamos que, en general, el 51% del tiempo trabajado podría ser potenciado. El 38% es automatizable.

 

Para analizarlos, distribuimos en 10 grupos de roles que conforman el mundo del trabajo. Cada grupo, engloba ocupaciones que se ven afectadas de manera similar por las tecnologías inteligentes. Las tareas de los grupos de “Ciencia e Ingeniería” y “Empatía y Soporte” tienen más probabilidades de ser potenciadas, ya que la tecnología inteligente mejora las capacidades de las personas y el valor del trabajo que realizan. El trabajo manual físico, en cambio, está más expuesto a la automatización en la próxima década.

 

La buena noticia es que,  en la mayoría de los grupos de roles, el impacto de la tecnología es muy prometedor, pero son las decisiones comerciales y gubernamentales las que determinarán en cuánto y cuándo.

 

Se trata de desarrollar una combinación de habilidades

 

Para muchos, la respuesta al desafío de desarrollar habilidades para el trabajo del futuro es simple: capacitar a más ingenieros; elevar el número de graduados en artes. Pero crear cohortes más grandes no es la respuesta. Dos cosas se destacan en nuestro análisis:

 

La creatividad, la inteligencia socioemocional y el razonamiento complejo son las habilidades que cobran cada vez más importancia en todos los roles laborales. Estas habilidades no se enseñan en los sistemas de aprendizaje actuales. Se adquieren a través de la práctica, la experiencia y demandan mucho tiempo de desarrollo.

 

La combinación de habilidades requeridas por cada trabajador se está volviendo más compleja. Debe haber un mayor énfasis en ampliar la variedad de habilidades dentro de cada trabajador.

 

Lo que debemos hacer:

 

Acelerar el Aprendizaje Experiencial:

 

Aplique nuevas tecnologías como la realidad virtual y la inteligencia artificial para que el aprendizaje sea más envolvente, atractivo y personalizado. Desde aplicar metodologías de design thinking hasta las herramientas de capacitación de simulación para roles técnicos; desde iniciativas de capacitación en el trabajo hasta pasantías.

 

Cambiar el enfoque de instituciones a individuos:

 

Incentive a cada individuo para que desarrolle una combinación más amplia de habilidades, en lugar de apuntar simplemente a los graduados o certificados de determinadas instituciones.

 

Empoderar a los alumnos vulnerables:

 

Apoye a los trabajadores mayores, aquellos en roles de menor calificación o en negocios más pequeños, que pueden ser más vulnerables a la dislocación laboral y tener menos acceso a la capacitación. Ofrezca más orientación para seguir la formación adecuada y las trayectorias profesionales. Proporcione aprendizaje modular para adaptarse a sus compromisos de vida. Proporcione nuevos modelos de financiación, como becas, para fomentar los planes personales de aprendizaje permanente.

 

Fuente: https://www.dinero.com/opinion/articulo/aprender-de-una-manera-diferente/279647

finalizar_clases.png

Por: El Tiempo.

 

31 de 32 rectores de las universidades públicas del país se reunieron en la tarde de este jueves, en Bogotá, para hacer un balance de la situación actual del sector, luego de la anormalidad académica (paros y movilizaciones estudiantiles) que se presentó a finales del año pasado y que obligó a varias instituciones a reprogramar el último semestre de 2019.

 

Se tocaron varios temas en el encuentro, pero entre estos se resaltan dos. Por un lado, se habló sobre el ajustado cronograma que deberán cumplir al menos 14 instituciones de educación superior públicas para culminar el último semestre de 2019; y por otra parte, se discutió la creación de un modelo que permita distribuir los recursos que se derivaron del acuerdo entre el presidente Iván Duque y los estudiantes en diciembre del 2018. 

 

En esta ocasión la reunión -el Sistema Universitario Estatal la realiza cada mes- se organizó en la capital, más exactamente en la Hemeroteca Nacional Universitaria Carlos Lleras Restrepo, debido a temas de agenda de María Victoria Angulo, ministra de Educación Nacional, quien también participó del encuentro. 

 

Jairo Torres, rector de la Universidad de Córdoba y presidente del Sistema Universitario Estatal (SUE), habló con EL TIEMPO sobre esos dos temas e hizo un llamado a los estudiantes universitarios de todo el país para que regresen a clases. 

 

"Se realizó el consejo de rectores e hicimos un balance de la situación de las universidades públicas con relación a los traumatismos presentados en el segundo semestre del 2019. Además, hablamos sobre las expectativas del 2020", cuenta Torres.

 

El cronograma, según el director del SUE, quedó establecido de la siguiente manera: La Universidad del Valle, que le quedaron cinco semanas para terminar el segundo semestre del 2019, aspira iniciar actividades académicas a partir del 20 de enero. A la Universidad del Tolima, igualmente, le hacen falta seis semanas que se esperan cumplir desde el 20 de enero. 

 

En esa misma situación está la Universidad del Cauca, pues le hacen falta ocho semanas para terminar. La Universidad de Cartagena, por su parte, aspira a culminar actividades del 2019-2 el 20 de febrero. La Universidad Pedagógica, que decidió suspender semestre por situaciones de violencia, prevé iniciar en los próximos días y finalizar en marzo. 

 

La Universidad Industrial de Santander, por su parte, inició clases el pasado 13 de enero. La Universidad Surcolombiana planea retomar la actividad académica del año pasado el 20 de enero y prevé culminar satisfactoriamente el 8 de febrero. La Universidad Pedagógica y Tecnológica de Colombia inicia clases el 20 de enero y tiene planeado culminar el 27 de febrero.

 

A la Universidad de la Amazonía le hacen falta cinco semanas aproximadamente y espera retomar clases a partir del 20 de enero. La Universidad Nacional de Colombia, que de las 9 sedes que tiene el país, cuatro no lograron terminar el semestre (Bogotá, Medellín, Caldas y Manizales), planean retomar actividades académicas la otra semana y terminar a finales de febrero. La Universidad de los Llanos y la Universidad de Caldas aspiran reiniciar el 20 de enero. 

 

"Hay un caso atípico y es el de la Universidad de la Guajira. Como es una institución de orden departamental, la Guajira le adeuda 90.000 millones de pesos y eso ha hecho que la universidad se paralice. Según el rector de esa institución, hubo un acuerdo de pago de 24.000 millones de pesos en diciembre", cuenta Torres. 

 

Por lo menos hay dos casos críticos, el de la Universidad Distrital, en Bogotá, y de la Universidad del Atlántico, pues los estudiantes continúan en paro indefinido.

 

El llamando es a retornar a clases

 

"A pesar de que hay una manifestación de continuar con el paro en este primer semestre de 2020, el informe que me entregaron los rectores es que ellos han abierto mesas de diálogo con los estamentos (estudiantes) para prever las consecuencias que traen este tipo de parálisis. Recordemos que en el 2018 llegamos a un acuerdo para fortalecer las condiciones financieras de las universidades y estos paros lo que hacen es profundizar las crisis", advierte el director del Sue. 

 

Para los rectores, este cese de actividades generan problemas económicos y sociales, por eso el llamado es a terminar las semanas que hacen faltas y arrancar el primer semestre de 2020. 

 

Entre tanto, Jairo Torres señaló que durante la reunión también se habló de un modelo para distribuir los recursos que se asignaron durante los acuerdos con el presidente Iván Duque. 

 

"Hay que recordar que de 1,3 billones adicionales que se dieron para la base, o sea, para funcionamiento, el 70 por ciento irá para las universidades y el 30 por ciento para las 29 instituciones técnicas y tecnológicas. Se discutió, entonces, cómo se distribuirán  esos recursos teniendo en cuenta que las cinco universidades más grandes del país se llevan el mayor porcentaje. Entonces planteamos un modelo para que sea los más equitativo posible".

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/las-universidades-publicas-que-se-alistan-para-terminar-el-segundo-semestre-de-2019-452692

magdalena_gobernacion.png

Fuente: El Informador.

 

A través de una reunión desarrollada en la Sala de Juntas de la Rectoría de la Institución, se dio inicio a una acción conjunta entre el rector Pablo Vera Salazar y Luis Grubert, secretario Educación, buscando materializar una relación de trabajo entre la Universidad del Magdalena y la Administración Departamental, en pro de la educación que se les brinda a los magdalenenses. 

 

En medio de un diálogo cordial, durante el espacio se analizaron diferentes temas en los que esta casa de estudios y la Gobernación podrían crear sinergia. Principalmente, con el objetivo de establecer mecanismos que permiten mejorar la calidad educativa de los niveles precedentes y superar los últimos lugares en los que se encuentra el Magdalena, respecto a los índices de educación.

 

En compañía del rector, estuvo una parte del equipo directivo conformada por Ernesto Galvis Lista, vicerrector de Investigación; Jhon Taborda Giraldo, jefe de la Oficina Asesora de Planeación; el licenciado José Pacheco Ricaurte, decano de la Facultad de Educación y el licenciado Wilson Velásquez Bastidas, director del Centro para la Regionalización de la Educación y las Oportunidades, Creo. Por parte de la Gobernación también asistieron, Julio Alandete, como asesor para asuntos de educación y Francisco García Rentería, asesor para asuntos de planeación.

 

Luego del encuentro, el licenciado Luis Grubert aseguró que para la Secretaría de Educación del Magdalena desde su responsabilidad misional es importante ir de la mano con Unimagdalena. “Aquí tenemos una Facultad de Educación y tenemos un tanque de pensamiento, hoy los índices de calidad que tiene el departamento no son nada halagüeños y la tarea es cómo superamos esos índices negativos y cómo la Universidad le aporta desde sus potencialidades académicas a mejorar eso, que es una manera de coadyuvar en el mejoramiento de la calidad de vida de los magdalenenses”.

 

Encuentro entre el Rector y el Gobernador 

 

Así mismo, el jefe de la cartera de educación se refirió a la relación institucional entre la institución y la Gobernación con el interés de generar enlaces para un encuentro entre el rector y el Gobernador Carlos Caicedo, teniendo en cuenta que se debe buscar las mejores relaciones con la academia para aportar a la educación lo necesario, a través de una doble vía que beneficie a la gente del Magdalena.

 

“Es un primer diálogo donde las partes manifestamos nuestra buena voluntad, el señor Rector se mostró muy abierto, generamos la búsqueda de ese diálogo necesario entre él y el Gobernador a través de una reunión formal”, argumentó.

 

Entre las líneas que quedaron como tareas o agendas conjuntas, se encuentran la formación continua para los maestros que necesitan ascensos, partiendo de la oferta de programas que la Institución tiene en su Facultad de Educación. Otros de los puntos a destacar, es la idea expuesta por los funcionarios de la Gobernación Departamental referida a la ampliación de dos a cinco cupos beneficiarios del Programa Talento Magdalena por cada Institución Educativa de los municipios no certificados en educación.

 

Finalmente, el licenciado magíster José Manuel Pacheco Ricaurte, decano de la Facultad de Educación manifestó la importancia de este encuentro como una forma de comenzar a explorar posibilidades de trabajo colaborativo entre las dos Instituciones, en la perspectiva de construir proyectos conjuntos, de abordar problemas con un enfoque unificado y de generar un ambiente de trabajo que le sirva al Departamento y al Distrito.

 

Vale la pena recordar que una vez resultó electo Carlos Caicedo Omar como gobernador del Magdalena, esta casa de estudios superiores se pronunció a través de una comunicación directamente enviada al nuevo mandatario departamental felicitándolo por el logro, dando a conocer los procesos que se cumplen en la institución y manifestando sus deseos de trabajar en conjunto por el beneficio de la región.

 

Fuente: http://www.elinformador.com.co/index.php/el-magdalena/83-departamento/222590-unimagdalena-y-gobernacion-proyectan-trabajo-conjunto-por-la-educacion-del-departamento

regalias352.png

Por: El Espectador.

 

El Departamento Nacional de Planeación, el Ministerio de Educación y la Federación Nacional de Departamentos aprobaron 15 proyectos de infraestructura para instituciones de educación superior.

 

Este miércoles el Ministerio de Educación en cabeza de la jefe de cartera Maria Victoria Angulo, el gobernador de Boyacá y director de la Federación Nacional de Departamentos anunciaron cuántos recursos de regalías han sido invertidos en las universidades públicas del país. Un total de $270.859 millones servirán para construir Aulas, residencias, comedores universitarios y auditorios, así como para mejorar la infraestructura existente, de 39 instituciones de educación superior públicas del país.

 

El Departamento Nacional de Planeación, el Ministerio de Educación y la Federación Nacional de Departamentos aprobaron 15 proyectos de infraestructura para instituciones de educación superior. El monto a invertir es de $203.449 millones. En otros meses de 2019 se aprobaron otros ocho proyectos, para una inversión total de $270.859 millones. 

 

Los departamentos priorizados para la inversión son Risaralda, Cauca, Magdalena, Antioquia y Boyacá. De acuerdo con el Ministerio de Educación, la inversión es el resultado de 122 mesas técnicas convocadas en los departamentos desde el mes de noviembre y los primeros 15 días de diciembre, las cuales permitieron beneficiar a 14 departamentos (Cauca, Tolima, Santader, Antioquia, Valle del Cauca, Nariño, Casanare, Meta, Cesar, Cundinamarca, Quindío, Boyacá, Huila y Córdoba) y a 39 Instituciones de Eduación superior Públicas.

 

Se suman los 250 mil millones de regalías del fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación asignados en 2019 y ejecutados a través del Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación en la Convocatoria de Becas de Excelencia Doctoral del Bicentenario y en la Convocatoria de Fortalecimiento de capacidades institucionales y de investigación de las Instituciones de Educación Superior públicas.

 

Fuente: https://www.elespectador.com/noticias/educacion/asignan-352859-millones-de-regalias-para-educacion-superior-publica-articulo-896512