esen

practicas-experiencia.png

Por: Semana.

Muchas de las vacantes a las que aspiran millones de jóvenes en el país requieren experiencia laboral, algo que muchos recién graduados no tienen a pesar de tener el deseo de trabajar. El proyecto de ley que busca cambiar este panorama pasó el tercer debate.

"El tiempo de prácticas no cuenta como experiencia laboral. La experiencia suma después de haber recibido el diploma". Cuando millones de jóvenes técnicos, tecnólogos y profesionales culminan sus programas, deben enfrentarse a una dura realidad del mercado laboral: muchas de las vacantes a las que aspiran requieren experiencia laboral, algo que muchos recién graduados no tienen a pesar de tener el deseo de trabajar.

Esta situación es evidencia de la dificultad que tiene la población joven para encontrar empleo. Cifras recientes de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) indican que el desempleo juvenil en Latinoamérica está en el 19,8 %, la cifra más alta en los últimos 20 años.

Como algo que podría contribuir a cambiar ese panorama, se presentó hace varios meses al Congreso un proyecto de ley para hacer que las prácticas y pasantías que los jóvenes adelanten durante sus programas académicos se cuenten como experiencia laboral.

Esta semana, la Comisión Sexta del Senado aprobó la iniciativa —bautizada Ley de Pasantías— en tercer debate. Si es aprobada, se acreditarán como experiencia profesional válida las prácticas y pasantías que adelanten los estudiantes universitarios antes de su grado, las judicaturas, las monitorías, los contratos laborales, los contratos de prestación de servicios y la participación en grupos de investigación debidamente certificados. Todo siempre y cuando su contenido se relacione con el programa académico cursado.

De acuerdo con el representante a la Cámara José Daniel López, autor de la iniciativa, la situación de desempleo juvenil se podría terminar de agravar con la pandemia, razón por la que esta iniciativa es fundamental.

“En abril, Colombia registró 22,8 % de desempleo juvenil, una tasa que no se presentaba desde el año 2001. La pandemia terminó de agravar los problemas que presentan los jóvenes para ingresar al mercado laboral. Con esta iniciativa atendemos uno de sus mayores dolores de cabeza cuando buscan trabajo: la falta de experiencia. Es un paso que va en la dirección correcta para afrontar lo que se nos viene”, afirmó.

La Ley de Pasantías apunta a romper el cículo vicioso que presentan los jóvenes que buscan su primer empleo: no lo encuentran porque no tienen experiencia, y no pueden acumularla porque no les dan la oportunidad.

Cabe aclarar que el tiempo de experiencia profesional certificado por realizar prácticas, pasantías o similares, será menor al que se acumula después de obtenido el título, y será el Ministerio del Trabajo el encargado de construir una tabla de equivalencias, en un término no superior a 1 año.

“En un país donde 1 de cada 4 jóvenes está desempleado y el 42 % de los empleadores no encuentra lo que requiere en un practicante porque no tiene experiencia, estamos en mora de dictar normas que promuevan la inserción laboral y productiva de la juventud colombiana”, concluyó el representante.

Fuente: https://www.semana.com/educacion/articulo/practicas-y-pasantias-a-un-paso-de-contar-como-experiencia-laboral/676005