esen

edu_cima.png

Por: Portafolio.

Luego de la deuda, es el de mayores recursos para el 2021. Variadas opiniones frente a valor asignado al sector.

Por segundo año consecutivo, la educación del país continúa siendo el sector con el mayor monto de recursos asignados dentro el Presupuesto General de la Nación, después de la deuda.

En el documento radicado por el Ministerio de Hacienda ante el Congreso de la República para el 2021 se lee que este segmento recibirá $46,9 billones, 6,1% más que en el 2019 cuando el monto se ubicó en $44,2 billones.

“Creo que el aumento presupuestal es importante, nunca va a ser suficiente en una crisis como la que estamos viviendo, pero hay un esfuerzo por aumentar el presupuesto en inversión. Es natural que la estructura de sectores se mantenga teniendo a la educación como el principal rubro. Acá, no ligado al presupuesto, sino a problemas estructurales del país, lo importante es cómo viene acompañado con reformas que permitan jalonar una transformación de calidad del sector educativo”, destaca Carlos Sepúlveda, decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario.

Cabe destacar, sin embargo, que sumado a previos problemas que han caracterizado al sector, la distribución del dinero para el próximo año tendrá que contar además con las secuelas que desde ya se están experimentando a causa del coronavirus.

En este sentido, desafíos como la conectividad y el mejoramiento de infraestructura se convierten en algunos de los temas a considerar por representantes del segmento.

“Aquí realmente se necesita y se requiere mayor inversión para el tema de la educación. No tiene mayor significado en la parte presupuestal ese incremento. Hoy se requieren mayores recursos para el tema de infraestructura, conectividad, material didáctico, así como invertir en verdaderas condiciones. Las instituciones de la ruralidad hoy están abandonadas”, afirma Nelson Alarcón, presidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode).

Alarcón señala también que “en el borrador del proyecto de presupuesto para el año 2021 del Gobierno Nacional coloca como primer rubro al pago de la deuda externa, con lo cual no estamos de acuerdo”.

Respecto a este punto, Aurelio Suárez, miembro de la Academia Colombiana de Ciencias Económicas dice que mientras antes la deuda era superior en el presupuesto por $6 o $7 billones, ahora los es por más de $20 billones.

“El verdadero presupuesto lo asigna la renegociación del Sistema General de Participación (SGP) y debe ser de acuerdo al costo de la canasta por estudiante según el grado. Solo cuando se sinceren esas cuentas y se renegocie un nuevo SGP -reconociendo que la inflación educativa crece por encima de la inflación básica- se podría aproximar a una suficiencia en el gasto”, dice el experto.

UNIVERSIDAD, REACCIÓN POR LOS RECURSOS DEL ESTADO

En el caso de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), su presidente Oscar Domínguez, resalta que se han incrementado los recursos en los últimos años, no obstante “la mayor parte del presupuesto está destinada a educación básica y media, $4,5 billones a instituciones estatales, y en menor proporción a programas de las IES privadas”.

Por su parte Alejandra Sánchez, representante de la Asociacion Colombiana de Estudiantes de la Educación Superior (Acrees) dice que “el presupuesto por el que nosotros peleamos en el 2018 tiene que ser adicional al que ya existe.No se han escuchado las propuestas sobre Matrícula Cero y reliquidación de créditos con el Icetex”.

“En el caso de las universidades el aumento del presupuesto es de 7, 1% Sin embargo, estos recursos en medio de la situación de estratos 1, 2 y 3 no son suficientes”, dice Jorge Espitia, investigador del Centro de Pensamiento de Política Fiscal de la Unal.

Fuente: https://www.portafolio.co/economia/la-educacion-se-mantiene-en-la-cima-del-presupuesto-543215