esen

esc_ing.png

Por: El Tiempo.

Economía, Administración de Empresas y Matemáticas, tres programas de alta demanda en el país.

Hoy más que nunca es pertinente formar profesionales que posean las competencias necesarias para guiar a las organizaciones, de manera que, con su aporte, se logre un equilibrio entre el componente económico, las decisiones relacionadas con las personas y la sostenibilidad empresarial. Esas son las necesidades del mundo real y sus organizaciones y a ellas, además, deben sumarse seres humanos con sólidos y actualizados conocimientos científicos, tecnológicos y humanísticos, un profundo sentido de la ética y una adecuada comprensión de la realidad social, económica y política de su país y el mundo.

A esta misión ha dedicado 48 años la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito, una institución de tradición educativa de alta calidad que, si bien se ha forjado un prestigio nacional e internacional con sus programas de ingeniería, se ha consagrado con la misma dedicación a otras ciencias y áreas de estudio que la complementan y que hoy se encuentran en la lista de las carreras del futuro.

De esta forma, programas como Matemáticas, Administración de Empresas y Economía reportan un crecimiento considerable en la demanda por parte de jóvenes interesados en participar activamente en una era de grandes transformaciones, cambios de cultura organizacional, evolución digital, optimización de los recursos, engrandecimiento del talento humano y nuevos esquemas operacionales, aspectos que se han consolidado como prioridades a escala empresarial, en aras de responder con propiedad a los desafíos y oportunidades de la “nueva realidad”.

Por eso cada vez es más necesario que las empresas cuenten con líderes capaces de embarcarse en la revolución digital, y dirigentes formados para entender la importancia y la influencia de la tecnología en sus modelos de negocio e instaurar procedimientos para generar constantemente nuevas ideas.

Programa de Administración, fortaleciendo la formación gerencial

“Nuestro entorno está acelerando cambios en la manera como las empresas trabajan hoy y como lo harán en el futuro próximo; la situación actual anticipó los procesos de transformación organizacional que se veían venir de tiempo atrás, pero que se pensaba implementar en los próximos cinco años. De ahí que nuestra prioridad sea dar respuesta efectiva a las verdaderas necesidades empresariales del país”, dice el decano de Administración de Empresas, Juan Carlos Illera Correal, y agrega: “El interés en vincular profesionales en el área de formación de administración surge de la misma necesidad de incrementar el desarrollo empresarial del país y las regiones. Toda organización empresarial demanda profesionales en administración en todas sus áreas funcionales, independientemente de cuál es su razón de ser o a qué se dedican”.

“La profesión de administración de empresas se mantiene como la líder del ranquin de carreras con más ofertas laborales, casi duplicando en número de ofertas a las otras dos carreras más apetecidas: ingeniería de sistemas e ingeniería industrial. Cabe destacar que este ranquin lo lidera históricamente nuestra profesión”, afirma Illera Correal.

El profesor Illera asegura que los administradores de empresas de la Escuela que ingresan al mercado laboral “tienen grandes oportunidades en distintas ramas de la actividad económica como la industria, la construcción, el comercio, el transporte, los servicios financieros, la agricultura y el sector minero, entre otras”, gracias a que su formación los prepara como personas con visión estratégica en temas relacionados con las finanzas, los negocios, el mercadeo y la planeación.

El Programa de Administración de Empresas de la Escuela se creó en 2002 pensando en aspirantes entusiastas, creativos, innovadores, reflexivos, críticos, con gran interés por las actividades empresariales, interesados en desempeñarse a la perfección en áreas administrativas y de proyectos, mercadeo, comercial, ventas, finanzas e inversiones, análisis de datos, sistemas de información, consultoría empresarial, y de innovación y emprendimiento, producción, procesos y aseguramiento de la calidad, recursos humanos, logística y docencia universitaria.

La formación obligatoria de la carrera incluye las líneas de innovación, creatividad y emprendimiento y gerencia de proyectos, que se complementan con los énfasis electivos en Emprendimiento de Base Tecnológica y Gerencia de Proyectos (en alianza con la Maestría en Desarrollo y Gerencia Integral de Proyectos).

Programa de Economía, una necesidad para el país y el mundo

Economía es quizá una de las carreras con más interés global, en la medida en que es una disciplina que afronta e interpreta problemas reales y siempre busca formular soluciones. Algunos de ellos, tal vez de los más complejos, son el entendimiento, la interpretación acertada y la aplicación de la economía, sobre todo cuando han sido orientados a mejorar las condiciones de vida de las personas y las comunidades.

“Es fundamental la formación de profesionales con un sentido de la ética, que abarquen todas las disciplinas del saber económico y al mismo tiempo mantengan intacta su sensibilidad frente a los problemas sociales y políticos que impactan la vida de las personas”, dice Héctor Martínez Covaleda, decano del Programa de Economía de la Escuela Colombiana de Ingeniería Julio Garavito.

Este programa se destaca en Colombia por ofrecer diferenciales como su formación académica específica en las áreas de matemáticas y pensamiento económico, dos temas en los que la Escuela siempre ha brillado, sobre todo porque son factores que el mercado laboral demanda y aprecia fuertemente y forman parte de las competencias adquiridas por parte de los graduados.

Los graduados de Economía de la Escuela se desempeñan con propiedad en los sectores público y privado y en organismos no gubernamentales. Son considerados por los empresarios y directivos como los nuevos intelectuales, capaces de integrar todas las disciplinas e imponer su presencia al postularse y asumir estos cargos de relevancia nacional e internacional, o en el amplio y diverso mundo empresarial y su aparato productivo.

El Programa de Economía de la Escuela presenta una estructura curricular que reconoce el perfil de investigador y el de gestión del economista. El primero lo atiende mediante la profundización en teoría y su integración con las ciencias auxiliares. El segundo, por medio de la integración de instrumentos teóricos y el análisis histórico y empírico. Contextualiza al futuro economista en lo histórico y lo teórico y lo fortalece para comprender los fenómenos económicos en retrospectiva y prospectiva, a partir del área cuantitativa.

Incorpora, además, electivas en las áreas de finanzas públicas, matemáticas financieras, economía agrícola, ambiental, urbana, pobreza, distribución del ingreso y economía laboral, así como actividades de investigación en temas de gran relevancia económica, integradas a la labor del Centro de Estudios Económicos.

Programa de Matemáticas, proyectando los científicos del futuro

“Un programa en ciencias básicas y, particularmente, en matemáticas, es prioritario para el desarrollo científico y tecnológico de un país”. Esa es la afirmación de Carlos Abel Álvarez, decano del Programa de Matemáticas de la Escuela, quien asegura que “vivimos en un mundo inmerso en tecnología, pero comprenderla, transformarla o proponerla requiere una alta carga de contenido matemático, pues lo que está detrás y permite la comprensión y análisis de las nuevas tecnologías y del recurso casi ilimitado de datos, es esencialmente la matemática”.

El graduado de este pregrado es profesional con sólidos y actualizados conocimientos científicos, tecnológicos, humanísticos, cuyas competencias adquiridas le permitirán trabajar en equipo, con actitud innovadora y espíritu de investigación, con el fin de concebir, diseñar e implantar soluciones apropiadas a problemas relacionados con las teorías matemáticas y las matemáticas aplicadas, particularmente en actuaría, optimización y métodos formales de la computación, o en la enseñanza de las matemáticas en el nivel universitario.

Los énfasis de este programa, que existe en la Escuela desde 2003, están en las áreas de actuaría, informática matemática, analytics, sistemas continuos y optimización, incluyendo matemática computacional para incursionar con éxito en el análisis de datos, todo esto concebido desde una perspectiva transversal con el emprendimiento y los proyectos, para los estudiantes que deseen incursionar en el ámbito empresarial con su propio modelo de negocio.

Álvarez destaca que los matemáticos de la Escuela son muy bien recibidos en “empresas de los sectores de seguros, salud y bancario, en asesoría gerencial en la toma de decisiones estratégicas de las compañías, análisis de datos y consultoría actuarial, entre otros; y un buen porcentaje ingresa fácilmente a estudios de maestría y doctorado en universidades de prestigio, tanto nacionales como internacionales”.

Fuente: https://www.eltiempo.com/contenido-comercial/educacion-con-el-sello-de-la-escuela-colombiana-de-ingenieria-549579