esen

media_saber11.png

Por: El Tiempo.

Un informe del Ceinfes alerta que las regiones más afectadas son las de mayor desigualdad.

Los resultados de las pruebas Saber 11 cayeron en los últimos cinco años, revela un informe del Centro de investigación, innovación y tecnología para la gestión académica (Ceinfes), en lo que expertos señalan como un preocupante síntoma de la calidad de la educación del país.

El documento, que recopiló datos oficiales del Icfes desde 2016, se basó en los resultados obtenidos por 2’778.454 estudiantes de 67.558 instituciones educativas que presentaron las pruebas entre los periodos 2016-1 y 2020-2.

El análisis arrojó que el promedio nacional pasó de 260 puntos en 2016, año con la mayor calificación alcanzada en el país, a 250 en 2020, de 500 puntos posibles (puntaje máximo del examen). Es decir “Lo que reflejan estos resultados es un importante retroceso que deja mucho que pensar respecto a la calidad de la educación en niños, niñas y adolescentes”, menciona el experto en educación Ricardo Álvarez.

Respecto a la evolución de los últimos dos años, en 2020 hubo una pequeña mejoría de dos puntos respecto a 2019, cuando el promedio nacional fue de 248. Sin embargo, para el Ceinfes esto podría ser resultado de una caída en el número de estudiantes que presentaron la prueba el año pasado, donde hubo una disminución de 49.218 personas, es decir, del 8,7 por ciento, algo que nunca había ocurrido.

Para Milton Ochoa, investigador del Ceinfes, “esta abstinencia puede explicarse porque ante la afectación económica generada por la pandemia, muchos estudiantes pospusieron su ingreso a la educación superior, por lo que la presentación de las pruebas de Estado no fue su prioridad. Este factor se suma a que algunas instituciones de educación superior decidieron no exigir la presentación de estas pruebas de Estado para el ingreso al nivel universitario”.

Álvarez, por su parte, sostiene que los datos del Icfes muestran que esta abstinencia es de estudiantes con bajos promedios académicos: “Se dio precisamente en el sector de la población que históricamente saca los peores resultados, por lo que este leve aumento de 2019 a 2020 no implica que la calidad mejoró. Por el contrario, pudo haber sido inferior si todos los jóvenes la hubieran presentado”.

Opinión similar es la de Diego Sánchez, director de este Observatorio de Gestión Educativa de Empresarios por la Educación: “Se pueden leer como resultados preliminares, pero esto no implica que la calidad en la educación mejoró en época de pandemia. De hecho, creemos que sí hubo impactos negativos, pero estos los vamos a ver en las pruebas de este año y las próximas, en las que participarán estudiantes con un periodo de estudio en casa más largo”.

Resultados en detalle

De acuerdo con Ochoa, los bajos resultados se concentran en regiones en condiciones más vulnerables, al contrario de las zonas con los mejores puntajes, lo cual evidenciaría una gran desigualdad en materia educativa.

“Los departamentos de Boyacá, Norte de Santander, Santander y Cundinamarca, al igual que Bogotá, se ubican por encima de la media nacional en los últimos cinco años. Por su parte, Chocó, Amazonas, Vichada, Guainía, Magdalena y La Guajira obtuvieron puntajes por debajo de la media nacional, siendo Chocó el departamento con menor puntaje, registrando un promedio de menos de 200 puntos en los últimos 3 años”.

El comportamiento de los resultados en las cinco áreas evaluadas en la prueba Saber 11 (lectura crítica, matemáticas, ciencias sociales, ciencias naturales e inglés), en este último quinquenio, fue decreciente, exceptuando matemáticas, en la que se observó una leve mejoría. Inglés es el área con peor desempeño.

¿Baja calidad?

Los resultados del Ceinfes son respaldados por otros análisis realizados por otras instituciones como el Laboratorio de Economía de la Educación de la Universidad Javeriana y el Observatorio de Realidades Educativas (ORE) de la Universidad Ices, las cuales evidencian la misma reducción sostenida en los resultados de las pruebas de Estado desde 2016. Dichos estudios ubican a estas mismas regiones como las más afectadas.

Según Juliana Ruiz, coordinadora del ORE, el porcentaje de estudiantes que alcanzó un desempeño adecuado o superior es de apenas 18,2 por ciento, lo que representa una reducción de 6,7 puntos si se lo compara con 2016. “Además, solo un 1,1 por ciento de los estudiantes obtuvieron resultados catalogados por el Icfes como óptimos en todas las competencias”, señaló Ruiz.

Frente a la caída en los resultados en pruebas Saber 11, el Ministerio de Educación le dijo a este diario que actualmente se implementa la estrategia ‘Evaluar para avanzar’, por medio del Icfes, que permitirá a profesores y directivos docentes evaluar el nivel académico de los estudiantes en todos los niveles. De esta forma, se busca identificar de manera oportuna las áreas por fortalecer en cada institución académica. Además, sostiene la cartera, se evalúan diferentes estrategias curriculares que permitan frenar el retroceso académico, que expertos creen que actualmente es mayor a causa de la emergencia sanitaria.

Así mismo, hizo un llamado a las secretarías de Educación del país a ejecutar los recursos asignados para la implementación del modelo de alternancia con el fin de atender los impactos en la formación de los menores, en especial en regiones de baja conectividad.

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/desempeno-en-pruebas-saber-11-cayo-en-los-ultimos-cinco-anos-578221