esen

innovacion.png

Se encuentra abierta la convocatoria del Premio Latinoamericano a la Innovación en Educación Superior dirigida a personas o instituciones de educación superior, públicas o privadas. El premio busca reconocer los proyectos, iniciativas o avances en este sector y resaltar la importancia de la educación de calidad en el desarrollo económico, técnico y social de un país o de una región.

 

Los interesados pueden postular sus trabajos hasta el 30 de julio a través de la página web www.urosario.edu.co. Esta es gratuita y deberá realizarse en español.

 

Los participantes deberán elegir entre una de las tres categorías. En Experiencias de aprendizaje transformador se premiarán propuestas dinámicas e innovadoras de aprendizaje que apunten a la mejora del acceso, la calidad de la educación, y a la disminución de la deserción.

 

En Ecosistema abierto se resaltarán las estrategias que promuevan la creación, transmisión y aprovechamiento del conocimiento científico y tecnológico para disminuir las brechas de acceso a la información de calidad.

 

En Campus universitario innovador y sostenible se premiarán las iniciativas que promuevan el desarrollo de la infraestructura física y tecnológica, que sea amigable con el medio ambiente y esté acompañada de servicios que garanticen la generación de actividades académicas innovadoras.

 

También se otorgará un reconocimiento a la institución de educación básica o secundaria que evidencie la implementación de prácticas innovadoras de enseñanza que facilite la transición de sus estudiantes a la educación superior.

 

El premio fue creado por la Universidad del Rosario de Colombia, con el respaldo del Ministerio de Educación Nacional, Colciencias, la oficina de la Unesco en Montevideo y EL TIEMPO Casa Editorial.

 

La propuestas serán evaluadas por representantes de la U. del Rosario, expertos de relevancia nacionales e internacional en cada una de las categorías del premio y representantes de las empresas patrocinadoras y/o organismos multilaterales.

 

Los jurados evaluarán el impacto, relevancia, creatividad, eficiencia, responsabilidad social, primicia en el reconocimiento, alianzas interinstitucionales y sostenibilidad.

 

Las propuestas preseleccionadas, que serán publicadas el 15 de agosto, tendrán la oportunidad de ser expuestas en una intervención oral en el Encuentro Latinoamericano de Innovación en Educación Superior, que se llevará a cabo en Bogotá, los días 10 y 11 de octubre de 2019. En el marco de este Encuentro, se realizará la premiación de las iniciativas ganadoras.

 

Puede consultar más información del premio en www.urosario.edu.co/Innovacion-en-Educacion-Superior/Inicio

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/premio-a-la-innovacion-en-educacion-superior-en-america-latina-377862

 

PROLEY208.png

"La presente ley tiene como objeto, crear el programa de becas para estudio de posgrado destinado a docentes de instituciones de Educación Superior Públicas (IES), que permitan el fortalecimiento de su capacidad investigativa y la formación altamente calificada financiadas por el sector privado. Esta ley se aplicará a los docentes nombrados en propiedad en sus diferentes categorías en las Instituciones de Educación Superior Públicas (IES) del país, según la normatividad vigente y de conformidad con los requisitos establecidos en el artículo 4° de la presente ley".

 

Conoce el texto completo AQUÍ

online.png

Si por cuestiones laborales o porque en su ciudad de residencia no ha podido cursar las tecnologías de forma presencial, podrá hacerlo vía ‘on line’. Y lo mejor es que para ello no habrá límite de edad.

 

Después de la aprobación de varios requisitos y pruebas, el Ministerio de Educación Nacional, MEN, autorizó la oferta académica de educación virtual en las UTS en los siguientes programas: Contabilidad Financiera, Gestión Comercial y Gestión Empresarial.

 

El anuncio lo hizo Marcelino Díaz Ceden, coordinador del programa de Mercadeo y Gestión Comercial, Marketing y Negocios Internacionales de la citada institución académica.

 

De esta forma, ese centro de educación superior se convierte en el pionero de la formación académica virtual en esta modalidad de estudio de tecnologías y áreas profesionales.

 

Para poder acceder a tales cursos usted debe haber aprobado el undécimo grado de secundaria, haber presentado las Pruebas Saber 11 o el Icfes y, por supuesto, hacer la inscripción previa en uts.edu.co

 

Díaz Ceden recordó que las UTS hacen parte de las 61 instituciones de educación superior, que en convenio con el Ministerio de Educación, puede ofrecer educación gratuita mediante el programa Generación E, a partir del presente año.

 

Así las cosas, si usted pertenece a este programa también podrá estudiar vía ‘on line’ de forma gratuita.

 

Las inscripciones estarán abiertas hasta el próximo 23 de julio y se estima que las clases del segundo semestre se inicien en agosto próximo.

 

Fuente: https://www.vanguardia.com/area-metropolitana/bucaramanga/las-tecnologias-tambien-se-pueden-cursar-via-on-line-en-bucaramanga-tras-aval-del-men-YG1080991

colmayorbolivar.png

En aras de contribuir al mejoramiento social y económico de Cartagena, la Institución Tecnológica Colegio Mayor de Bolívar sigue realizando alianzas con entidades públicas y colectivos sociales.

Los últimos convenios suscritos fueron con el Departamento de Prosperidad Social (DPS) y las Juntas Administradoras Locales (JAL), a fin de desarrollar proyectos que favorezcan a las comunidades vulnerables.

Hoy, a través del área de Gestión Empresarial, el alma mater firmó un acuerdo de voluntades con la Secretaría de Participación y Desarrollo Social del Distrito para trabajar por la superación de la pobreza extrema y la transformación de la informalidad en la ciudad.

Sandra Bohórquez Pacheco, coordinadora de Gestión Empresarial del Mayor de Bolívar, explicó que “la idea es desarrollar estrategias de emprendimiento, economía naranja e innovación en las comunidades menos favorecidas. Queremos promover y ofrecer programas de formación profesional, orientación y capacitación para que ellos tengan herramientas para mejorar sus habilidades y competencias en el campo laboral”.

El acuerdo de voluntades tendrá vigencia de un año, con intención de prórroga.

Líneas de acción

La Secretaría de Participación y el Mayor de Bolívar trabajarán conjuntamente en la formalización laboral y empresarial, la promoción del emprendimiento sostenible en el marco de los macro proyectos de Cartagena y el fortalecimiento de la productividad y competitividad de las micro y pequeñas empresas.

Asimismo, le apostarán a identificar las oportunidades de inversión para promover el desarrollo social sostenible, impulsarán desde la academia el emprendimiento, potenciarán la gestión de recursos e identificarán las fuentes de financiación para la implementación de planes de negocio.

Lo que se proyecta

Con esta alianza, se pretende poner en marcha en la isla de Tierra Bomba un proyecto de economía naranja que promueva la industria recreativa y gastronómica de esa población.

De igual forma, se prevé realizar un estudio de factibilidad en los corregimientos de la zona norte de Cartagena para impulsar el emprendimiento.

También se busca realizar un seminario de importación y exportación con emprendedores, micro y pequeños empresarios de La Heroica.

Fuente: http://colmayorbolivar.edu.co/blog/

PROLEY232.png

"Artículo 1o. Objeto. La presente ley tiene por objeto establecer incentivos a la inserción educativa, laboral y productiva de los jóvenes colombianos; la promoción del acceso de deportistas de alto rendimiento a la educación superior; así como a los estudiantes de pregrado universitario con mejor desempeño académico. Artículo 2o. Equivalencia de experiencias. Las pasantías, prácticas, judicaturas, monitorias y la participación en grupos de investigación reconocidos y medidos por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación realizadas antes de la obtención del título de pregrado serán acreditables como experiencia profesional válida, siempre y cuando su contenido se relacione directamente con el programa académico cursado y haya aprobado el programa académico cursado". 

 

Conoce el texto completo AQUÍ

maestro.png

Por: Julián de Zubiría Samper. Semana.

 

Cada año la Fundación Compartir elige un Gran Maestro y tres ilustres. Partiendo del estudio que realizó como jurado del concurso, el pedagogo Julián De Zubiría reflexiona sobre las características comunes a ellos y propone convertir a los elegidos durante las dos décadas anteriores en maestros de docentes.

 

Por veinte años consecutivos la Fundación Compartir ha elegido al mejor maestro del país. Es una oportunidad para rendir homenaje a docentes que, haciéndole el quite a dificultades generadas por el contexto familiar en el que viven sus estudiantes, a la violencia que azota estas regiones y a las condiciones de infraestructura y dotación de las instituciones educativas, con enorme esfuerzo logran transformar las vidas de sus muchachos. Al hacerlo impulsan procesos de movilidad social en estos territorios.

 

Lo primero que hay que llamar la atención es que son pocos los maestros que transforman para siempre la vida de los jóvenes bajo su orientación. Cuando se le otorgó a Albert Camus el Premio Nobel de Literatura, evocó al profesor que le enseñó a leer. Cuando lo he preguntado en seminarios, me han respondido que entre tres y siete docentes han impactado sus vidas, lo cual es muy poco respecto del alto número de docentes que hoy en día intervienen en la vida de un joven. Pero también es cierto que todos los recordamos con inmenso cariño. A partir de las reflexiones que hice luego de haber estudiado las propuestas de quienes aspiraban al título de Gran Maestro en Colombia, quisiera destacar algunas de sus características principales. Hay que tener en cuenta que, en 2019, 1.074 profes aspiraron al premio.

 

En primer lugar, todos son líderes sociales. Los maestros que más se destacan en el país, movilizan a las comunidades en las que viven, visitan y dialogan con frecuencia con los padres de sus estudiantes e investigan a profundidad sus contextos. Todos ellos asumen como si fueran propios algunos de los problemas ambientales, tecnológicos o sociales en sus regiones e involucran a sus estudiantes en la investigación de dichas problemáticas. Lo claro es que, trabajan con la comunidad, la investigan, e intentan implementar algunas soluciones. Hacen exactamente lo contrario a lo que pretendía el senador Edward Rodríguez del Centro Democrático al intentar prohibir la libertad de cátedra. Ellos son ejemplo vivo de la más amplia libertad para investigar, reflexionar, pensar, hablar y cuestionar. Es más, asumen la libertad y la autonomía como la bandera en sus procesos formativos. El ejemplo más claro de ello es Carlos Enrique Arias, ganador del Premio a Mejor Maestro, quien logró que 94% de los egresados de su Institución Educativa en Montelíbano, ingresaran a la educación superior, cuando antes solo lo hacía el 20%. De esta manera, la educación estimula la movilidad social y permite a los jóvenes superar el círculo vicioso de la miseria. Tarea que debe valorarse aún más, si se tiene en cuenta que han estudiado en medio de las balas de todos los actores que han participado en el cruento conflicto armado vivido en Córdoba desde hace varias décadas.

 

Lo más triste es que dado el indiscutible liderazgo social alcanzado por los docentes, han sido blanco de estigmatización, persecución y amenazas por parte de los grupos políticos que tienen el control regional sobre la población, la tierra y la riqueza. Con frecuencia, fueron declarados objetivo militar por los paramilitares. Es así, como un muy reciente informe de la Fundación Compartir sobre la educación rural incluye un dato escalofriante: 1.579 maestros han sido asesinados durante el conflicto armado. Muchos de ellos, sin duda, fueron excepcionales docentes que dieron su vida por la educación. El liderazgo social de los maestros, los ha convertido en un objetivo político, cuando no militar, de sus contradictores.

 

La pasión es la segunda característica que encuentro en los docentes excepcionales. Todos gozan enseñando y agregan horas de acompañamiento a las que les exige su contrato. Su compromiso es ilimitado con los niños, los jóvenes y el entorno. Preparan minuciosamente sus clases y sus salidas de campo. Los grandes docentes sienten –como solía decir Freire-, que están cambiando a las personas que cambiarán el mundo. Hay mucho de mística en su tarea diaria. Se sienten misioneros de un cambio social. La esperanza, el entusiasmo y el sueño de vivir en un mundo mejor, los anima en su labor cotidiana.

 

La pasión –como el llanto-, se contagia, y por ello, los estudiantes se nutren de ella. Beben del compromiso de estos maestros y terminan dedicando varias horas a la lectura y la investigación. Bajo el liderazgo de un líder transformador, los estudiantes trabajan motivados y en equipo, ya que las tareas que les señalan, les resultan altamente pertinentes para sus vidas y para el contexto en el que viven.

 

La tercera característica, siempre la he encontrado presente en los estudios nacionales e internacionales sobre el tema. Los buenos maestros no se limitan a enseñar; sino que generan preguntas, impulsan debates y promueven la reflexión. Los maestros excepcionales enseñan a pensar y a leer de manera crítica. Eso halló Bain estudiando a los docentes excepcionales en las universidades en Estados Unidos. Eso mismo concluyó Sandra García, profesora de la Universidad de los Andes, estudiando las características comunes de los ganadores en los veinte años del concurso. Y una vez más, lo he vuelto a encontrar al estudiar los proyectos de los mejores docentes en Colombia que aspiraban a ganar el Premio Compartir en 2019. Son docentes que enfrentan a los estudiantes a problemas contextuales, los cuales hay que comprender, interpretar y resolver. Al hacerlo, les enseñan a pensar, leer y convivir. Son docentes que han transformado el modelo pedagógico tradicional por otro más reflexivo, dialogante y contextualizado, el cual, impacta de manera estructural el desarrollo de sus estudiantes.

Para poder hacerlo, los mismos docentes se vuelven más reflexivos, más autónomos y más críticos de sí mismos y del contexto. Al fin y al cabo, “nadie da lo que no tiene”. Ellos tienen de sobra la independencia y la autonomía que buscan fortalecer en sus estudiantes. Han reflexionado previamente sobre sus prácticas, una y otra vez las han evaluado e investigado. Bain concluye que los muy buenos docentes identifican los obstáculos a los que se enfrentarán sus estudiantes. En términos más técnicos, diríamos que los docentes excepcionales, tienen muy buenos niveles de metacognición sobre sus prácticas educativas. Por oposición, los docentes tradicionales, no se detienen a pensar para qué enseñan lo que enseñan, ni qué hicieron mal en dicho proceso. Dada la falta de reflexión, con el paso de los años, estos últimos se vuelven, cada vez, peores docentes, ya que, no aprehenden de su experiencia.

 

La cuarta y última característica que encontré en los docentes excepcionales es que retan a sus estudiantes, les exigen, les ponen problemas complejos para resolver. Al mismo tiempo, siempre les ponen andamios para que puedan resolverlos. Con estos docentes, los estudiantes trabajan mucho más: leen, piensan y se esfuerzan, ya que sienten que vale la pena hacerlo.

 

Ningún Ministerio de Educación logrará mejorar la calidad, si no cuenta con maestros apasionados, que hayan abandonado los modelos tradicionales y que enseñen a pensar y leer de manera crítica. Ninguno. El problema grave es que la gran mayoría de docentes de Colombia no son como ellos. Tienen excelente actitud y han llegado a la docencia por vocación, pero no tuvieron la formación adecuada para desarrollar las competencias que pretenden lograr en sus estudiantes. Les falta formación, autonomía, trabajo en equipo, lectura y pensamiento crítico. Es especialmente triste para mí decirlo, pero los docentes que están saliendo de las facultades de educación, presentan los niveles más bajos en lectura crítica y razonamiento numérico, entre todos los egresados de la educación superior. Es una triste realidad que tendremos que enfrentar de manera creativa y autocrítica, si en verdad queremos brindarles a las próximas generaciones la educación que necesitan ellos y la nación, para avanzar en el desarrollo humano.

Solo cuando el país se decida a transformar las Normales y las Facultades de educación, podremos pensar en mejorar la calidad de la educación. Esta meta no fue incluida en el Plan de Desarrollo del actual gobierno. Por tanto, es poco lo que podemos esperar al respecto durante los próximos tres años. La Fundación Compartir ya propuso priorizar la formación. Esa una propuesta muy pertinente, pero permanece engavetada. Aun así, se quedó corta en algo esencial: el país necesita fortalecer la formación in situ, necesita garantizar que haya reuniones de docentes semanales que cuenten con equipos de calidad de las secretarías para que las apoyen. De lo contrario, nunca cambiaremos el currículo fragmentado que hoy domina la educación, nunca superaremos un modelo pedagógico centrado en la trasmisión de informaciones y nunca consolidaremos en los docentes las competencias que ellos tendrán que desarrollar en sus estudiantes.

 

Maestras como Adriana González están llevando a pensar a jóvenes que la ciencia si debe ser cosa de mujeres. Maestras como Esmeralda Ortiz están recuperando la historia ancestral de la población afrodescendiente en Jumbo. Maestros como Adilson Barahona está generando preguntas científicas y tecnológicas altamente permitentes a jóvenes de la población de Sandoná en Nariño. Todos ellos deberían ser un referente para la formación de futuros docentes en Colombia. Debería el MEN retirarlos de sus aulas y convertirlos en maestros de docentes. Al fin y al cabo, nada mejor que ser formado por un maestro excepcional. Si lo hacemos, multiplicaremos por todo el país, la pasión, el compromiso, la lectura y el pensamiento crítico, que a ellos les sobra.

 

Fuente: https://www.semana.com/opinion/articulo/cual-es-el-secreto-de-los-grandes-maestros-columna-de-julian-de-zubiria-samper/620031

UNIMAGDALENAIA.png

Bancolombia y las universidades de Los Andes, Magdalena y Santo Tomás crearon una alianza con el objetivo de iniciar un equipo de cooperación, entre la academia y el sector privado, para acelerar y desarrollar la inteligencia artificial en el país.

 

Esto permitirá a la entidad financiera y a la academia participar en el concurso Robocup 2019, evento que premia el desarrollo de capacidades de IA que permitan mejorar la experiencia del usuario. Esta alianza llevará el nombre de Colombia a este escenario internacional, por tratarse de uno de los espacios académicos más importantes en el mundo, lo cual materializará los procesos de aprendizaje e investigación en IA del talento humano que compone esta alianza.

 

La participación se realizará en la categoría Robocup@home, la cual premia el desarrollo de capacidades de IA que tengan una aplicabilidad doméstica en el futuro, integrando herramientas basadas en la interacción humano - robot como percepción y movimiento en espacios reales, capacidad de percibir sentimientos a través de cámaras, reconocimiento de lugares, objetos y personas, entre otras.

 

Estas capacidades serán habilitadas en un robot humanoide llamado Pepper, el cual será utilizado como herramienta base para la investigación y la experimentación de la alianza. Además, ayudará a la preparación de los casos de uso que se llevarán al evento de manera coordinada entre las cuatro instituciones y que se implementarán en proyectos piloto que aporten a mejorar la competitividad y una experiencia superior en la interacción con la banca.

 

La creación de esta alianza y la experiencia que deje la participación en RoboCup 2019 contribuirá a la democratización y la adopción de la IA en el país, ampliando la oferta de candidatos que impulsarán la transformación digital. Así mismo, dará más bases para la creación de nuevos modelos de negocio y emprendimiento basados en IA y diversificará la oferta de formación y capacitación en esta materia en Colombia.

 

Opiniones de los actores de la alianza:

 

Cipriano López, líder de Innovación de Bancolombia: "En Bancolombia estamos comprometidos con facilitar la vida de las personas; la innovación es uno de nuestros pilares estratégicos y la usamos como palanca de valor para reinventar y potenciar la interacción con la banca.

 

La inteligencia artificial es una capacidad que hoy estamos desarrollando, en alianza con las universidades y bajo una filosofía ‘glocal’ (pensar global y actuar local), y por eso es necesario continuar impulsando este tipo de iniciativas para el desarrollo científico y tecnológico del país; de esta manera avanzamos en la democratización de la innovación”.

 

Silvia Restrepo, vicerrectora de investigación y creación de la Universidad de los Andes: "Esta alianza nos permite seguir construyendo un ecosistema de actores y capacidades que, a través de la innovación abierta, permitan apalancar el desarrollo sostenible del país”.

 

Fray Juan Ubaldo López Salamanca, O. P., Rector General de la Universidad Santo Tomás: “Poder ser parte de esta alianza, que impulsa el desarrollo y la investigación dentro del país en tecnologías que marcan tendencia y son un eje fundamental para la transformación digital, es un gran aporte para la academia pues nos permitirá explorar y desarrollar soluciones que impacten en la sociedad”.

 

Pablo Vera Salazar, rector de la Universidad del Magdalena: “Es de gran relevancia que se comiencen a dar estas sinergias entre la academia y la industria nacional. Esto permitirá que la investigación y experimentación en capacidades relacionadas con la inteligencia artificial puedan llevarse a casos de uso aplicados, posibilitando un mayor desarrollo para el país”.

 

Fuente: https://www.unimagdalena.edu.co/presentacionPublicacion/VerNoticia/51163

USCO.png

La iniciativa que brinda la posibilidad de educar, formar y llevar la tecnología a zonas que fueron golpeadas por el conflicto armado, fue elogiada en Ilmenau, Alemania, en marco de uno de los encuentros de estudiantes más importantes del mundo. 

 

La iniciativa de Santiago Alejandro Epia Roso, un joven de 21 años, estudiante de la Universidad Surcolombiana, que representó a Colombia en la Semana Internacional de Estudiantes de Ilmenau, ISWI, (International Students Week Ilmenau), fue seleccionada dentro de las cuatro mejores del encuentro que se realizó en Alemania, entre el 15 y el 30 de mayo. 

 

El enfoque social de su proyecto, que fue seleccionado como el único de Colombia en este encuentro y uno de los dos de América Latina, le permitió ser escogido como una de las cuatro mejores iniciativas del campamento internacional, y de paso, hacerse acreedor de una beca para estudiar el posgrado que escoja, en cualquiera de las universidades de Alemania. 

 

Su distinción le permite además poder desarrollar su iniciativa, que ya tiene la atención de entidades del orden nacional y global, pero además, contar con el respaldo logístico, asesoramiento permanente y asistencia técnica del gobierno alemán y de la Universidad Técnica de Ilmenau.  

 

santiagoepia4.jpeg

 

“Estuve entre el grupo de ganadores del Festival. Escogieron entre un grupo de 400 estudiantes, 4 grupos ganadores y estuve entre esos grupos”, contó Epia Roso en entrevista con la Oficina de Comunicaciones de la Universidad Surcolombiana. 

 

La ‘redonda participación’ de Santiago, ha sido motivo de orgullo Surcolombiano. Una vez terminó el encuentro y se conoció la noticia, desde sus compañeros y estudiantes de la Universidad Surcolombiana lo han felicitado por la excelente representación, hasta los mismos magistrados de la Jurisdicción Especial para la Paz que ven con buenos ojos su proyecto para el restablecimiento de la paz en el país; e incluso el propio ministro de las Tecnologías de Información y la Comunicación, Juan Sebastián Roso, lo reconoció por dejar en alto el nombre del país. 

 

Y es que el proyecto de Santiago busca aplicar la Inteligencia Artificial en zonas donde el conflicto armado dejó huellas imborrables en las víctimas y actores; para restablecer la comunicación. La idea suya es lograr que esta, la tecnología, se convierta en una herramienta de educación que facilite y mejore la comunicación entre las personas. “Abrimos una nueva ventana de investigación a nivel nacional y es mostrar cómo la Inteligencia Artificial puede también llegar a ser una herramienta transformadora para el posconflicto y ahí también podemos entrar en la tónica de trabajar con esta tecnología”, explicó el estudiante de último semestre de Ingeniería Electrónica. 

 

santiagoepia5.jpeg

 

“Encontramos que hay muchas personas que estuvieron en el monte o hicieron parte del conflicto y que no podían socializar mucho con las personas del común y a través de la inteligencia artificial podemos mejorar mucho esas competencias comunicativas”, complementó sobre su proyecto. 

 

Inicialmente su proyecto apuntaba a introducir tecnología 5G en estas zonas, para lograr desde la conectividad, mejorar los niveles educativos en estas regiones. Pero tras su paso por Alemania, expertos internacionales le recomendaron aplicar la Inteligencia Artificial a este propósito. Ahí su idea cambio de forma, más no de fondo, pues su propósito principal de aportar a la paz del país en una época considerada como posterior al conflicto armado con las Farc, sigue siendo su mayor motivación. 

 

“La inteligencia artificial nos puede ayudar a mejora nuestro léxico, nuestra gramática, nuestra forma de hablar o de expresarnos, así como a otros les ayuda a tomar fotografías, y demás, es decir, hay una aplicabilidad gigante y en Colombia en el conflicto armado, hay muchas personas que requieren mejorar estas capacidades, para que les ayude a reinsertarse a la vida civil”, agregó Epia Roso. 

 

Este enfoque social, despertó no sólo la atención de estudiantes de todo el mundo, que se sumaron y aportaron al desarrollo de su iniciativa, durante los casi 15 días de estadía en Alemania, sino que además, cautivaron al exigente jurado que terminó escogiéndolo como proyecto destacado del encuentro. Una distinción nada fácil si se tiene en cuenta que al encuentro asistieron 400 estudiantes de todo el mundo, quienes presentaron diferentes iniciativas innovadoras. 

santiagoepia2.jpeg

 

Incluso, si revisamos más a fondo, el mérito de Santiago es enorme. Por Colombia entre todas las facultades de ingeniería a las que les llegó la convocatoria a través de la Universidad Técnica de Ilmenau, sede del encuentro, desde el año anterior, se presentaron más de 400 proyectos y solo dos quedaron seleccionados, curiosamente, ambos de la Universidad Surcolombiana. Allí, vale la pena destacar, el papel que cumple la Oficina de Relaciones Nacionales e Internacionales de la USCO, que a través de la estrategia global “Caza de Becas”, prioriza la participación de estudiantes en convocatorias y estancias en otras universidades como esta, para fortalecer la internacionalización de la Casa de Estudios. Desafortunadamente y por problemas con el visado de Estados Unidos, país en el que debían hacer escala en el viaje, el otro seleccionado por la USCO no pudo viajar y sólo terminó representando a la USCO y al país, Santiago Epia. 

 

Su hazaña es hoy motivo de orgullo y también de motivación en la USCO. Gracias a su buen desempeño, ya no sólo se habla de Colombia a nivel mundial sino también de la Universidad Surcolombiana y entre sus compañeros de carrera y de facultad, ya se habla de seguir participando de estas convocatorias con el ánimo de seguir dejando en alto el nombre del país, y de materializar miles de sueños que se encuentran en el papel. Por su parte, ya ha sido invitado a nuevos encuentros a nivel mundial y tiene por ahora dos años para desarrollar esta iniciativa. 

santiagoepia6.jpeg

 

Por ahora este joven estudiante está dedicado a terminar sus estudios y sacar adelante este y otros proyectos que lidera, al tiempo que se ha dedicado a contar su experiencia como ejemplo para motivar a otros a participar de estas convocatorias y recomienda, además de la innovación y las buenas ideas, tener dominio del Inglés, que es lo que le ha permitido en su caso, abrirse campo a nivel internacional.

carrerasexterior.png

En los últimos siete años, el número de colombianos que viajan al exterior para estudiar ha aumentado un 25,8 por ciento. Lo han hecho movidos porque, según argumentan, las universidades de otros países pueden resultar más económicas, a la vez que mejoran sus hojas de vida, y a futuro esperan aumentar sus ingresos.

 

Según datos de Migración Colombia generados con base en las declaraciones de quienes salen del país, desde 2012 –cuando 66.747 personas se fueron estudiar en el exterior– hasta 2018, cuando la cifra ascendió a 84.002, más de 555.000 connacionales han viajado con fines de estudio. Y, este 2019, el movimiento no ha parado. Entre enero y marzo pasados se han ido 25.914 personas con el mismo objetivo.

Los destinos preferidos por los colombianos el año pasado fueron Estados Unidos (19.611), España (10.520), México (9.444), Argentina (4.814), Brasil (4.481), Alemania (2.706), Chile (2.597), Francia (2.471) y Perú (2.384), entre otros.

 

Carlos Mario Lopera, director del Observatorio de la Universidad Colombiana, destaca que el menor costo que tiene estudiar en el extranjero es una motivación para muchos colombianos. “Hoy en día es mucho más barato hacer un doctorado o maestría en Argentina que en muchas universidades privadas de Colombia. Eso, incluyendo sostenimiento. Y no solo para los colombianos que viajan, sino también para los muchos que están cursando posgrados virtuales con IES extranjeras. Además, culturalmente, en Colombia, para efectos de estatus, decir que se estudió en el exterior gusta más”, reflexiona Lopera.

 

Alexis Ortiz Morales, director del Centro de Relaciones Interinstitucionales de la Universidad Distrital, también considera que los altos costos de una maestría o un doctorado en Colombia son una motivación para estudiar en el exterior, al igual que la mayor oferta de becas y oportunidades.

 

El directivo de la Distrital destaca que las nuevas generaciones “son más abiertas a la innovación y al conocimiento”, y tienen una mayor capacidad de aprendizaje porque, entre otras cosas, “dominan ya una segunda lengua, situación que no era común en el pasado. Este hecho hace que sean más fáciles los factores de migración”.

 

Para Carlos Hernando Forero, director de la Asociación Colombiana de Universidades (Ascún), “es un fenómeno notorio”, explicado sobre la base de que “responde a un mundo que ofrece más oportunidades para vivir experiencias académicas diferentes”.

 

El experto resalta que países como Francia o Brasil son atractivos para los colombianos que buscan hacer un posgrado o una pasantía.

 

En el 2018, del total de personas que viajaron para estudiar en el extranjero, hay más mujeres entre los 18 y 29 años que hombres: 5.765 frente a 4.738. También se evidencia un porcentaje significativo de viajeros entre los 30 y 39 años (4.485 mujeres y 4.537 hombres). 

 

Para dar un ejemplo sobre la diferencia de costos, la Universidad de Buenos Aires (Argentina), una institución pública, cobra a los estudiantes extranjeros por realizar una maestría presencial 4.700 pesos argentinos al mes, durante dos años (unos 348.000 pesos colombianos). Esto significa que en dos años (en realidad, los 18 meses que dura un programa) se pagarían 84.600 pesos argentinos, es decir, 6’264.000 pesos colombianos. 

 

A esta cifra se debe sumar la matrícula anual, cuyo costo es de 4.000 pesos argentinos (cerca de 295.000 pesos colombianos), para una suma de 8.000 pesos argentinos (590.000 pesos colombianos aproximadamente) en los dos años. Además, se debe cancelar la defensa de la tesis, que cuesta 2.800 pesos argentinos (cerca de 206.000 pesos). Así, los gatos totales serían de 7’060.000 pesos colombianos.

En cambio, una maestría en la Universidad Nacional de Bogotá, también pública, puede costar aproximadamente 26 millones de pesos.

 

“Busqué opciones de estudio fuera del país porque, a mi parecer, es un poco más económico. Por ejemplo en Francia, una maestría cuesta, hasta el momento, cerca de 300 euros el semestre (1’800.000 pesos) con la posibilidad de trabajo y otro tipo de ayudas para estudiantes”, señala Silvana Sánchez, una joven que realiza una maestría en ciencias políticas en una universidad pública en Lille. Para una maestría de dos años serían 7’200.000 pesos aproximadamente. 

 

Para Isabel Londoño, Ph. D. en políticas sociales y quien fue directora de Colfuturo, es “mala idea irse a estudiar un posgrado en Argentina porque el sistema universitario no es mejor que el colombiano; el nuestro es más innovador”. Por eso recomienda buscar un posgrado en “un lugar donde se tenga mayor impacto laboral”. 

 

Para ella, los colombianos estudian afuera no porque en Colombia sea costoso, sino porque en el “país hay pocas ofertas de financiación, por la calidad de los programas y porque los cupos en las universidades públicas son cada vez más reducidos”, agrega. 

 

PROGRAMAS MÁS BUSCADOS 

 

Los programas de AMB son los más buscados por los colombianos, según los créditos que otorga el Icetex en los últimos tres años para estudiar en el exterior. Les siguen los doctorados en educación (35), dermatología (28), ortodoncia (26), pediatría (22), medicina interna (22) y maestría en gerencia de proyectos (20). 

 

La fundación Fulbright, por su parte, revela que las áreas de estudio más demandas son ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas (43 por ciento), humanidades y ciencias sociales (25 por ciento), educación (14 por ciento), arte y arquitectura (7 por ciento), administración (7 por ciento) y derecho (4 por ciento). 

 

Entre tanto, Colfuturo informa que en los últimos tres años ha beneficiado a 2.703 colombianos para realizar posgrados en el exterior. De este total, 2.484 hacen maestrías y 218, doctorados. Las áreas de estudio más deseadas: ingeniería, administración, ciencias sociales, derecho y arquitectura.

 

Según evidencian las estadísticas de Migración Colombia, Estados Unidos es el país más visitado por los connacionales para estudiar. “Es el que más eligen para posgrados por la calidad de su sistema educativo. La mayoría de instituciones repuntan en el top 10 o top 20 de los rankings mundiales. Sin embargo, en la decisión del destino empiezan a notarse en la lista de deseados países como Holanda, Alemania y Australia”, explica Johanna Torres, directora de la Consejería Académica y Relaciones Internacionales en Colfuturo. Migración Colombia registra jóvenes que estudian hasta en Botswana, Tanzania, Uganda y Ucrania.

 

¿Cuál es el reto de la ola migratoria?

 

Para los especialistas, el reto de esta ola migratoria radica principalmente, en motivar a las personas para que retornen a Colombia. “Debemos crear un ecosistema favorable para que una persona que realizó un doctorado, por ejemplo, vuelva y aplique sus conocimientos”, reflexiona el director de Ascún, Carlos Hernando Forero. Por su parte, Isabel Londoño, exdirectora de Colfuturo, plantea la necesidad de mejorar la calidad de los posgrados en Colombia. “En el país están entrando muchas empresas internacionales, lo que genera grandes oportunidades de empleo, pero requieren altos niveles de educación”.

 

‘COLOMBIA TIENE EL TRABAJO DE GENERAR IDENTIDAD’: FRANCISCO CAJIAO, EXPERTO EN EDUCACIÓN 

 

Entre el 2012 y el 2018, el número de colombianos que han viajado al exterior se ha incrementado en un 25,8 por ciento, ¿a qué se debe este crecimiento?

 

Es un fenómeno bastante viejo. La mayoría de las personas que deciden irse del país para estudiar lo hacen para realizar una maestría o una especialización. Sin embargo, con el tiempo se ha ido incrementando porque viajar y estudiar es un aprendizaje de doble estímulo: por un lado se adquiere conocimiento y por otro se logran nuevas experiencias. 

 

Hoy en día, una gran cantidad de países ofrecen visas para estudiantes por pequeños periodos de tiempo.

 

¿QUÉ PAPEL CUMPLEN LAS INSTITUCIONES EN LA MIGRACIÓN?

 

El crecimiento en las cifras también obedece al sistema de acreditación de calidad que tiene cada una de las universidades. En la actualidad, las instituciones de educación superior cuentan con muchos convenios internacionales, de manera que los jóvenes optan por acceder a estos.

 

¿Considera que el costo de las matrículas en Colombia es un factor para irse?

 

Sí, pero no es el grueso de la situación. La gente no se va al exterior a hacer un pregrado porque no tiene la suficiente madurez ni el dominio de una segunda lengua, principalmente. Las cifras de Migración Colombia obedecen más a personas que estudiaron primero una carrera en el país y después desean continuar sus estudios en otra parte del mundo.

 

¿Considera que este crecimiento se debe a la llegada de nuevas generaciones? 

 

La verdad es que en la medida en que la gente joven tiene capacidad de vivir nuevas experiencias, está mirando hacia afuera. No obstante, la enorme cantidad de personas que se van no quieren volver, porque Colombia ya no les parece un lugar atractivo. Por eso, el país tiene el trabajo de generar identidad y lograr que la gente vuelva. 

 

¿Cómo puede Colombia construir identidad? 

 

Se realiza a partir de dirigencia. Tenemos que trabajar juntos para mejorar, por ejemplo, en el tema de seguridad. Muchas personas que visitan otros países regresan a una ciudad como Bogotá y se encuentran con una metrópoli inhóspita en materia de seguridad. 

 

A esto súmele que el desempleo en jóvenes está disparado, llegando al 18,9 por ciento entre diciembre de 2018 y febrero de 2019.

 

Fuente: https://www.portafolio.co/tendencias/los-destinos-y-las-carreras-mas-apetecidas-por-los-estudiantes-colombianos-en-el-exterior-530682

uext.png

Por cuarto año consecutivo, el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), en Estados Unidos, lidera el escalafón de las mejores universidades del mundo, según el QS World University Rankings 2020, con 100 puntos.

 

Le siguen otras dos universidades estadounidenses: Stanford con 98,4 puntos, y Harvard, con 97,4. La cuarta mejor fue la Universidad de Oxford, del Reino Unido, con 97, 2 puntos. El top cinco lo cierra el Instituto de Tecnología de California (Caltech), con 96,9 puntos, en Estados Unidos.

 

En el sexto lugar está el Instituto Federal de Tecnología de Suiza (95,9 puntos) y le siguen las inglesas Universidad de Cambridge (95), UCL (94,8) y el Imperial College London (94,1). En décimo lugar está la Universidad de Chicago (EE. UU.) con 92 puntos.

 

La clasificación que hace la empresa analista en educación superior Quacquarelly Symonds tiene como criterios de evaluación la reputación académica (40 %), citaciones en artículos académicos (20 %), proporción de facultad y estudiante (20 %), reputación del empleado (10 %) y proporción de facultades y estudiantes internacionales (5 %, cada uno).

 

Así están las universidades colombianas

 

La Universidad de los Andes ocupó el primer puesto del país y el 234 a nivel global, subiendo 38 posiciones respecto a la clasificación del 2019, con 39,6 puntos. Le sigue la Universidad Nacional en el puesto 253, que también aumentó 22 lugares, con 37,5 puntos, y la Pontificia Universidad Javeriana en la casilla 468 (subió 50 posiciones), con 25,1 puntos. El cuarto lugar fue para la Universidad Externado de Colombia, en la posición 480, con 24,7 puntos; esta ocupó el tercer lugar en 2019.

 

Las siguientes universidades tienen posición en el listado pero no puntaje general: Pontificia Bolivariana, entre el 551 y el 560; la Universidad de Antioquia, en el 651 a 700; el Icesi, del 701 al 750; la Universidad de la Sabana y la del Rosario, en el 751 a 800, y la Universidad del Norte, del Valle y Eafit, con la posición 801 a 1.000.

 

América Latina

 

Solo una universidad latinoamericana logró entrar entre las 100 primeras a nivel global. Se trata de la Universidad de Buenos Aires, en Argentina, que ocupó la posición 74, una menos que en el 2019, con 66 puntos. Esta institución lidera el listado en América Latina y le sigue la Universidad Nacional Autónoma de México, que llegó al puesto 103 (subió 10 casillas) en el listado mundial. 

 

El tercer lugar fue para la Universidad de Sao Paulo, en el puesto 116 (aumentó dos lugares), seguida de la Pontificia Universidad Católica de Chile, en el 127 (aumentó 5 puestos), y el Tecnológico de Monterrey en México en el 158, que ascendió 20 escalones.

 

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/cuales-son-las-mejores-universidades-del-mundo-para-2020-377760?cid=DSK_PRP_SER_ET_SUS-NOTIFICACION_

ICETEX.png

"El Proyecto tiene como objetivo facilitar el acceso a la Educación Superior bajo el propósito de cumplir con el mandato constitucional. En el estudio previo, el autor determinó que uno de los mayores problemas que tenía el Icetex era el cobro de intereses que realizaba a los estudiantes, afectando más a aquellos provenientes de los estratos 1, 2 y 3. Bajo este criterio, el autor considera que la entidad se asemeja más a una entidad financiera que a una entidad promotora de educación".

spes.png

"El proyecto de ley presentado a consideración del honorable Congreso de la República, tiene por objeto garantizar la participación de los Gobernadores en los Consejos Superiores Universitarios, tanto de carácter nacional como departamental, en desarrollo de la descentralización territorial"

 

Lee el informe de ponencia aquí