esen

oficio_educa5.png

El nombre del Doctor Augusto Narváez Reyes siempre estará asociado al desarrollo de la educación en el Valle del Cauca y en el país desde una perspectiva constructiva, futurista y práctica.

Economista de profesión y Magister en Administración Industrial de la Universidad del Valle, se convirtió en un carismático docente en Instituciones de Educación Superior en su departamento. Fue directivo en diferentes instituciones educativas y, con su experiencia de vida y profesional, llegó a ser miembro del Consejo de Fundadores de la UNICUCES, siendo su Representante Legal y Rector hasta la fecha, y además miembro de la Junta de vigilancia del FODESEP.

 

Una vida entera dedicada a la educación superior se vio reflejada en los resultados obtenidos en su desempeño como gestor de iniciativas en el sector académico especializados procesos investigativos.

 

Formó parte del equipo de Ciencia y Tecnología que desde la Corporación Universitaria Centro Superior UNICUCES de Cali recibió, junto con otros destacados profesionales, un reconocimiento por parte de Colciencias gracias al liderazgo asumido en el impulso y desarrollo de la investigación de los aspectos sociales que impactan a las comunidades de la región. Así mismo fue reconocido por el Departamento Administrativo de Ciencia, Tecnología e Innovación dentro del grupo de investigación Construcecs, encargado del apoyo a la transformación educativa de la juventud en el Valle del Cauca.    

unicuces_firma.png

 

Su gestión académica se extendió también a la firma de convenios que permitieron el desarrollo de actividades académicas, programas de investigación y de movilidad que, en la actualidad, mantienen alto impacto en los procesos educativos de la región como lo evidencia el acercamiento que sostuvo en vida desde Corporación Universitaria Centro Superior UNICUCES con la Universidad del Cauca.

 

 

Y fue precisamente allí, en UNICUCES, donde el Doctor Augusto Narváez Reyes, además de formar técnicos profesionales intermedios en Administración de Empresas y Relaciones Industriales, y por 28 años formar técnicos y tecnólogos en Administración de Empresas, Mercadeo y Ventas, Ingeniería Industrial y Contaduría, con su equipoimpulsó el tema del entorno y los negocios internacionales en el marco del desarrollo de una sociedad globalizada que requiere nuevas habilidades por parte de los estudiantes de educación superior en el país. También sumó a sus iniciativas académicas el trabajo enfocado en otra línea de investigación como ocurrió en el campo de la de administración, la logística, la estrategia y costos, sectores a los que integró el impacto del mercado estratégico y de las estrategias globales para jalonar más progreso en su región y por ende en el país. Finalmente, consciente de la importancia que tiene para el Valle del Cauca el desarrollo estratégico organizacional y la prospectiva contable también organizó desde su claustro estas líneas académicas en la investigación, y fue así como para su institución se abrió una ventana al presente inmediato en este campo.

 

unicuces_firma2.jpg

 

Sus más recientes años de vida los dedicó desde la rectoría de la universidad a reforzar los lazos con universidades en Colombia como es el caso de la Universidad del Valle, la Escuela Nacional del Deporte, la Universidad Libre seccional Cali, la Universidad de San Buenaventura Cali, la Institución Universitaria Antonio José Camacho y la Universidad Santiago de Cali, con las que comparten intereses académicos y pedagógicos actualmente. Así mismo construyó puentes con instituciones educativas del exterior como la Universidad Siglo XXI, de Argentina; la Universidad Autónoma del Estado de México, en México, y la Universidad Santiago de Guayaquil, de Ecuador con las que comparten actualmente intereses académicos desde UNICUSES en relación con la apropiación de conocimiento.

 

 

¨Los alumnos felices son como los hijos cuando sonríen¨, declaró el Doctor Narváez mientras preparaba su participación en la más reciente Asamblea General Ordinaria del FODESEP, frente a una cámara de video que registraba su calidez, carisma y buen sentido del humor.

 

 

Su última intervención en este sentido hizo referencia a la importancia de avanzar desde las facultades y las aulas del país para superar las dificultades propias de la humanidad, pero en especial para que en Colombia fuera posible garantizar el acceso a la educación superior de la juventud como plataforma para el legítimo desarrollo de nuestro país.

 

Seguramente serán estos y otros miles alumnos felices en Colombia quienes, a través de la formación académica y en valores, los que vivan en su experiencia individual la frase que nos recordará por siempre al Doctor Narváez, como un ser humano quien, como muchos otros cientos de miles en el mundo, tomó una decisión valiente en un presente convulsionado: dedicar su vida al más noble oficio: la educación de otros.

 

Comunicaciones FODESEP abril 2021



.​

acompanamiento_ies.png

Por: El Observatorio de la Universidad Colombiana.

El primer integrante de una familia que puede ir a una universidad tiene un reto mayor para adaptarse y triunfar, y si no recibe ayuda, es un fuerte candidato a desertar.

No siempre basta con demostrar disciplina y voluntad para sobrevivir en el medio universitario. El contexto social y la adaptación a la cultura universitaria no es fácil para quienes no han tenido padres o hermanos que ya han pasado por allí.

Esta es una de las explicaciones, en parte, de la deserción de los jóvenes reconocidos como becarios del programa de Ser Pilo Paga, y otros del programa de Generación E.

Relacionarse con jóvenes de otros estratos, edades y condiciones culturales, la adaptación a las grandes ciudades cuando se viene de municipios y del campo (el transporte, el movimiento en las calles, el transporte, la inseguridad…), la adaptación a horarios dispares, el desconocer los hábitos para aprovechar los tiempos de estudio y de investigación, los “ritos” de los compañeros (que, a veces, puede llegar a la frontera de lo ilegal o de lo insano), la forma de aprovechar el tiempo libre (generalmente alejado de la familia), el cambio de horas de alimentación y de productos a consumir, y la presión (inconsciente) de la familia para su triunfo, cuando no de represensión por ingresar a un entorno diferente al de padre y madre, entre otros muchos aspectos, constituyen una “bomba” de tensiones que atentan contra la continuidad estudiantil.

Y las universidades son, en parte, responsables de esta situación. Independientemente de sus años (no importa que sean mayores de edad), toda institución de educación superior actúa como co-formadora de un proyecto de vida, tiene estructuras de bienestar y acompañamiento y -se presume- hace una evaluación de los aspirantes para ver si estos se identifican con la institución y, posteriormente, realizan una debida inducción.

Lamentablemente, en su afán por aumentar matriculados, y de tener más ingresos, muchas IES colombianas se olvidaron de sus perfiles de ingreso y estrategias de acompañamiento, para recibir becarios de programas estatales.

Aunque la demanda educativa ha venido cediendo en los últimos años, lo cierto es que una tasa de cobertura de más del 50 % en educación superior, más toda la formación para el trabajo y el desarrollo humano, señalan que Colombia tiene una educación superior masificada, en gran parte debido a programas gubernamentales de asistencia educativa, apoyos de gobernaciones y municipios, y becas de las propias IES.

Esto significa que al sistema cada vez llegan más jóvenes de provincia y de campo, que en muchos casos son los primeros de su familia en llegar a la educación superior, y a quienes debe dárseles un acompañamiento especial por parte de las IES, porque de lo contrario desertarán pronto y tendrán la experiencia universitaria como una frustración y no una oportunidad de vida.

Estos estudiantes, también identificados como de primera generación, demandan un acompañamiento especial. La’Tonya Rease Miles, directora de Experiencia de primer año en la Universidad de California en Los Ángeles, recuerda, en un análisis de www.edsurge.com, cómo “si eres el primero en tu familia en ir a la universidad, normalmente eres el primero en muchas cosas. Si tu familia puede ser escéptica o un poco nerviosa o ansiosa por que vayas a la universidad, piensa en lo que dicen cuando les dices: ‘Me quedaré más tiempo y adquiriré más deudas”.

Miles señala que esta situación no solo se da en pregrado, sino también en doctorado. “Estoy leyendo libros todo el día, eso no se considera trabajo en la familia de donde vengo”, dice. “El tipo de trabajo en la escuela de posgrado y profesional puede sentirse muy, muy diferente al trabajo que está haciendo su familia. Y puedes sentirte como un impostor “.

Fuente: https://www.universidad.edu.co/el-necesario-acompanamiento-a-los-primeros-de-la-familia-que-van-a-una-ies/

unisimon_impactosocial.png

Por: El Espectador.

El organismo internacional Times Higher Education (THE) ubicó a la Universidad Simón Bolívar en el primer lugar en impacto social en la región Caribe, y en el segundo lugar en Colombia.

Por tercer año consecutivo, el reconocido ranking Times Higher Education (THE) ubicó a la Universidad Simón Bolívar entre las universidades del mundo con mayor impacto social, por su desempeño con respecto a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas (ONU).

El THE, que en su versión 2021 incluyó 1.115 instituciones de 94 países del mundo, es un organismo internacional que se encarga de proveer datos para respaldar la excelencia universitaria y genera varios de los rankings más importantes a nivel internacional.

De estas 1.115 universidades, Unisimón se ubicó en el rango 301-400. En Colombia, THE la ubicó como la segunda institución de educación superior en impacto social y como la primera en la región Caribe.

Adicionalmente, a nivel mundial, la Universidad Simón Bolívar se destacó en el rango 201-300 por su trabajo en el ODS 3 (Salud y Bienestar); 401-600, en el ODS 4 (Educación de Calidad);401-600, en el ODS 5 (Igualdad de Género); 301-400, en el ODS 8 (Trabajo Decente y Crecimiento Económico); 401-600, en el ODS 9 (Industria, Innovación e Infraestructura); 201-300, en el ODS 10 (Reducción de las Desigualdades); 201-300, en el ODS 12 (Producción y Consumo Responsable); 201-300, en el ODS 16 (Paz, Justicia e Instituciones Sólidas); y en el rango 201-300, en el ODS 17 (Alianzas para los Objetivos).

Este estudio utiliza indicadores que son calibrados para proporcionar comparaciones integrales y equilibradas en tres áreas: investigación, divulgación y administración.

Para el rector de Unisimón, José Consuegra Bolívar, esto demuestra que la impronta con la que nació esta Institución se ha mantenido a lo largo de sus 49 años de existencia. “El compromiso con la sostenibilidad ha sido desde la fundación de esta Universidad. Concebimos, entre nuestros principios, la formación de un ser ético, culto, solidario y autónomo para una sociedad justa, democrática, solidaria y sostenible”.

Fernando Morón Polo, director de Planeación y Responsabilidad Social, quien lidera el fomento del desarrollo sostenible en Unisimón, indicó que la institución continúa trabajando fuertemente en el tema, desde su impronta, y dijo que, si bien son muchas las maneras en las que las instituciones de educación superior pueden tomar acción para el desarrollo sostenible, la mejor forma de aportar es generando competencias, valores y comportamientos en sus estudiantes para la sostenibilidad.

“El ranking THE consideró que nuestra Universidad es la más destacada a nivel Colombia en reducción de desigualdades, lo que reafirma nuestra identidad y nos anima a seguir trabajando en la implementación de una ruta académica para el desarrollo sostenible, transversal a los niveles de formación de pregrado y posgrado, que tiene en cuenta también los procesos de educación continuada”, enfatizó Morón Polo.

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible son un llamado de Naciones Unidas a la adopción de medidas que pongan fin a la pobreza, protejan el planeta y garanticen que todas las personas gocen de paz y prosperidad.

Fuente: https://www.elespectador.com/noticias/actualidad/unisimon-se-destaca-entre-las-universidades-del-mundo-con-mayor-impacto-social/

nuevo_rector_usco.png

Por: La Nación.

La Universidad Surcolombiana ha elegido al académico Eduardo Pastrana Bonilla como rector por el tiempo que sea necesario, hasta que haya un pronunciamiento de fondo alrededor no sólo de la consulta estamentaria para elegir rector en propiedad sino de la última tutela que instauró la docente Nidia Guzmán para regresar a esa posición, de la que fue relevada 100 días después de haberla asumido.

Pastrana Bonilla, ingeniero agrícola, con master en Ciencia y Tecnología de Alimentos y Doctor en Filosofía, fue elegido de manera unánime por el Consejo Superior. El jueves pasado, asumió el cargo de manera virtual ante la presidenta de ese órgano, Carolina Guzmán Ruiz, delegada de la ministra de Educación.

La cara del ingeniero Pastrana no es nueva para la Usco. Lleva 36 años vinculado a la Universidad y en 2010, fue rector titular. Obtuvo el 62,4% en la consulta estamentaria. Antes había estado como rector encargado entre 2006 y 2007.

Públicamente, el nuevo rector ya se ha comprometido a “realizar una gestión pulcra y transparente que le devuelva la confianza y la credibilidad. Llego sin ataduras, sin compromisos, absolutamente limpio, sin ningún compromiso con nadie, y menos con asuntos políticos”. También anunció que “la Usco está en el camino de la reacreditación institucional, en este orden hay que ponerle el acelerador lo más que se pueda, sin dudas, será una de las prioridades”.

El ingeniero Pastrana Bonilla acierta en que uno de sus mayores retos es recuperar la deteriorada imagen de la Universidad Surcolombiana, salpicada por los escándalos, las guerras internas y la intromisión de la politiquería. La reputación es un bien que cualquier institución debe salvaguardar.

La reacreditación institucional es otro asunto clave. La Universidad Surcolombiana debe mantener la calidad en los temas objeto de este reconocimiento.

“El ingeniero Pastrana Bonilla acierta en que uno de sus mayores retos es recuperar la deteriorada imagen de la Universidad Surcolombiana, salpicada por los escándalos, las guerras internas y la intromisión de la politiquería”

Fuente: https://www.lanacion.com.co/el-nuevo-rector-2/

seis_consejos.png

Por: Semana.

Solo el 35 % de los estudiantes a nivel mundial, de carreras y programas del campo de las STEM, son mujeres, según cifras de la ONU.

Las mujeres, para el estudio, siempre están con las pilas puestas. Sin embargo, en materia de tecnología no participan tanto en carreras para formarse en ese campo, lo que preocupa a algunos organismos internacionales.

Según un estudio realizado por la ONU, solo el 35 % de los estudiantes a nivel mundial, de carreras y programas del campo de las STEM, son mujeres. Esta una de las razones por las que el próximo 22 de abril se celebra el Día Internacional de las Niñas en las TIC, una iniciativa de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) de la ONU.

Con esta jornada se pretende ayudar precisamente a equilibrar la presencia de mujeres en las tecnologías de la información y la comunicación, y eliminar las barreras que dificultan que niñas y jóvenes cursen estudios en el sector.

Pero, ¿por qué se da esta situación? ¿Qué barreras se ponen (o sienten) las niñas para que esta cifra sea tan baja? ¿Podemos desde casa, desde el colegio y desde la sociedad en general ayudar a las chicas a que no vean las ciencias y las TIC como un área eminentemente masculina? Expertas de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) creen que sí.

Según Susanna Tesconi, profesora de los Estudios de Informática, Multimedia y Comunicación e investigadora del grupo de Diseño, Arte, Tecnología y Sociedad (DARTS) de la UOC, no hay recetas mágicas. “Al ser un problema sistémico, no hay una solución sencilla”, afirma, y añade que habría que poner en marcha distintas estrategias que abarcan entornos tanto familiares como escolares y empresariales. Estas son las principales:

1. Modelos familiares igualitarios. Tesconi recuerda que, mientras las mujeres están infrarrepresentadas en las profesiones basadas en las TIC, su presencia es mayoritaria en campos profesionales relacionados con los cuidados. “Sin embargo, el hecho de que haya muchos menos hombres en ese campo no sorprende porque los cuidados se asocian de manera natural a la mujer. Por eso, habría que empezar por fomentar unos modelos familiares donde se reparta la carga de trabajo doméstica, de cuidados y laboral entre hombres y mujeres”, señala.

2. Visibilizar a las mujeres referentes en las TIC. La falta de confianza puede arruinar por completo cualquier vocación. Algo que también mostró una investigación publicada en 2017 en la revista Science, donde se preguntaba a niños y niñas si, cuando se les hablaba de una persona especialmente inteligente, creían que era de su sexo o del contrario. Cuando tenían menos de cinco años no había diferencias, pero a partir de los seis la probabilidad de que las niñas considerasen que la persona brillante fuera de su sexo descendía. En opinión de Gisela Vaquero, profesora colaboradora del máster universitario de Diseño y Programación de Videojuegos de la UOC, desarrolladora de videojuegos y fundadora de Women in Games, una forma de cambiar esta realidad es visibilizar a mujeres referentes en el campo tecnológico.

3. Evitar la separación entre letras y ciencias. La actual frontera entre ciencias y letras ha dejado de tener sentido, afirman los especialistas. “Hoy en día, todo está mezclado porque la tecnología es ubicua y las humanidades tienen un buen componente digital”, asegura Susanna Tesconi, que afirma que cada vez se trabaja más para construir conocimientos de una forma más interdisciplinaria. El objetivo es romper las barreras entre las disciplinas, mezclarlas y que el alumnado aprenda conocimientos desde distintas perspectivas.

4. Enseñar la tecnología con la experimentación. Conectar la tecnología con situaciones que permitan experimentarla es una manera eficaz de perderle el miedo. Por eso, es buena idea enseñar la tecnología de una forma vivencial. “En pleno siglo XXI, no tener conocimientos tecnológicos es como no saber escribir. La tecnología no solo puede proporcionar un puesto de trabajo, también es algo que se necesita en el día a día. Debemos tener un saber crítico sobre ella porque la tenemos que comprar, la tenemos que escoger…”, recuerda la investigadora del grupo DARTS de la UOC, quien cree que una buena forma de acercarla a todos es seguir la filosofía del tinkering, “de cacharrear, de ir probando para encontrarle el sentido al diseño y al uso de tecnología, y apropiárselo”, argumenta.

5. Derribar las dificultades de acceso. Un reciente informe de la Unesco recuerda que solo el 22 % de los profesionales que trabajan en inteligencia artificial (IA) en todo el mundo son mujeres. Entre las acciones que podrían ayudar a aumentar ese bajo porcentaje, los especialistas apuntan a estrategias desde las propias empresas. “Considerar la entrada de las mujeres profesionales y competentes es una de las mejores formas de reducir la brecha de género dentro de la empresa. También es importante el control de las conductas dentro de la empresa para evitar actitudes machistas, desde las más directas como el acoso hasta otras como los micromachismos”, afirma Gisela Vaquero.

6. Ampliar la visión masculina de la tecnología, incluyendo otras perspectivas. Según el informe Gender in the Global Research Landscape, la presencia de mujeres en física, matemáticas o ingeniería apenas supone el 25 % del total. Detrás de esas cifras hay muchos factores, y uno de ellos es que seguimos percibiendo lo tecnológico como algo masculino. Susanna Tesconi explica que la mayoría pensamos que un ordenador, un móvil o un circuito son tecnología, pero no pensamos que un tapiz o un ganchillo lo sean, a pesar de que también siguen un patrón matemático complejo, porque siempre se han desarrollado en ámbitos de mujeres. “Es necesario actuar sobre nuestra percepción de la tecnología”, advierte.

Fuente: https://www.semana.com/educacion/articulo/seis-consejos-para-que-las-mujeres-se-acerquen-mas-a-carreras-en-tecnologia/202102/

mba_mundial.png

Por: El Tiempo.

La firma QS Quacquarelli Symonds publicó su más reciente ranking de los mejores Master of Business Administration (MBA) del mundo que son ofrecidos por las instituciones de manera online.

Se trata del que es considerado el mejor y más cotizado programa de posgrado que ofrecen las instituciones de educación superior, por lo general cursado por personas con altas aspiraciones en el mundo corporativo.

Y en el contexto actual de la pandemia, que se ofrezca de manera virtual representa un valor agregado no solo por los bajos costos o la flexibilidad curricular, sino también porque permite a las personas vincularse a programas de todas partes del mundo.

Para este ranking, QS evaluó cuatro métricas diferentes para determinar la calidad de una oferta de MBA en línea: empleabilidad, perfil de clase, profesorado y enseñanza y experiencia de clase.

Los resultados muestran que la española IE Business School se posiciona como la institución con el mejor MBA en línea en todo el planeta.

Sin embargo, a nivel latinoamericano solo lograron aparecer en el listado dos universidades peruanas, dejando a países como Colombia, México, Argentina y Brasil sin ningún programa en el ranking, pese al buen desempeño presentados en otras clasificaciones de educación, tanto de QS como de Times Higher Education, entre otras firmas.

El primer centro de estudios peruano en el listado es el CENTRUM Católica Business School, de la Pontificia Universidad Católica de Perú, que logró posicionarse como la número 17 a nivel mundial. Si bien se mantiene como la mejor escuela de negocios de la región, bajó dos puestos en el escalafón.

Le sigue la Escuela de Negocios de la Universidad del Pacífico, en el puesto 36 en todo el globo. Esta se destaca por puntajes altos en estándares de enseñanza y experiencia en clase, pero está en desventaja por su desempeño de empleabilidad relativamente bajo.

Jack Moran, portavoz de QS, dijo al respecto: “Las instituciones peruanas son pioneras regionales en el espacio de MBA en línea: ninguna otra nación latinoamericana ofrece programas de calidad y estándares de acreditación suficientes para figurar en nuestro ranking”.

A nivel mundial, es el cuarto año consecutivo en que la IE Business School de España aparece en lo más alto del ranking con los puntajes más altos de cualquier programa para Empleabilidad y para Profesorado y Docencia, al mismo tiempo que alcanzó el tercer mejor puntaje conjunto en Experiencia de Clase.

Los primeros diez lugares se completan de la siguiente manera:

1. IE Business School - España

2. Imperial College Business School (Imperial College London) - Reino Unido

3. Warwick Business School (Warwick University) - Reino Unido

4. AGSM Business School (University of New South Wales) - Australia

5. Alliance Manchester Business School (University of Manchester) - Reino Unido

6. Politecnico di Milano School of Management - Italia

7. Indiana University (Kelley Direct Programs) - Estados Unidos

8. SC Marshall School of Business (Universidad del Sur de California) - Estados Unidos

9. Vlerick Business School - Bélgica

10. Florida International University - Estados Unidos

Respecto al listado, Nunzio Quacquarelli, CEO de QS Quacquarelli Symonds, dijo: “Los programas de MBA en línea en todo el mundo informaban cada vez más de una mayor demanda de estudiantes antes de la pandemia, y anticipamos que este aumento en el interés de los estudiantes solo aumentará en el clima actual”.

Y agregó: “A medida que cada vez más escuelas de negocios buscan colocar sus ofertas frente a cada vez más estudiantes potenciales, nuestros resultados continuarán ayudando a los futuros estudiantes a diferenciar entre las innumerables opciones que ahora están disponibles para ellos, utilizando datos independientes y una metodología cuidadosamente diseñada para capturar la calidad de la experiencia de aprendizaje en línea”.

Fuente: https://www.eltiempo.com/vida/educacion/estos-son-los-mejores-mba-del-mundo-que-se-pueden-cursar-en-linea-582684

necesidad_conducta.png

Por: El Espectador.

La pandemia evidenció la necesidad de tener profesionales en psicología que acompañen a las personas a cuidar su salud mental.

Desde que empezó la pandemia ocasionada por el coronavirus, la salud mental ha enfrentado grandes retos, ya que los cambios abruptos que se presentaron a raíz de la crisis han ocasionado un estrés adicional en las personas, aumentando así episodios de ansiedad, depresión y sentimientos de soledad.

Esta realidad puso en evidencia la importancia de la salud mental, la cual era vista con vergüenza por las personas que requerían alguna consulta de este tipo. En la actualidad, ya hay más conciencia de que la necesidad de diagnóstico e intervención en asuntos mentales y del comportamiento es tan importante como la salud física.

Esta conciencia impacta, de alguna forma, en el manejo de la salud mental que en Colombia, según el documento Conpes del año 2020 para la promoción de la salud mental del país, introduce las estrategias con las siguientes palabras: “La población colombiana ha presentado un deterioro de su salud mental en los últimos veinte años”, por lo que es afortunado también que la disciplina psicológica se posicione cada vez más como una actividad científica, válida y que ofrece resultados prácticos a los problemas reales del territorio.

“Contar con profesionales con altos estándares de formación en salud mental es un alivio para las distintas necesidades de nuestro país, es una oportunidad para que haya acceso oportuno y equitativo a la hoy cada vez más apreciada salud mental”, señala Diego Sánchez Camacho, decano de la Facultad de Psicología de la Fundación Universitaria Konrad Lorenz.

En este contexto y con los retos que se han presentado, la necesidad de profesionales en Psicología son determinantes, razón por la cual en los últimos años ha crecido el interés por esta profesión, no solo entre los jóvenes sino en personas de diversas edades y profesiones.

“Esto se debe a que el comportamiento humano es un asunto que está presente en todas las esferas privadas y públicas de las personas y las sociedades, y siempre existe la necesidad de comprender la conducta humana para poder ser más eficaces en la solución de las necesidades de individuos y colectividades”, dice Juan Javier Vesga, decano de la Facultad de Psicología de la Universidad El Bosque.

Estas nuevas realidades posicionan a la Psicología como una carrera del futuro. Los últimos eventos han validado esta tesis. Los cambios ambientales impulsan a la especie humana a la adaptación, “para el caso de nuestra organización actual esas adaptaciones de orden familiar, social, sanitario y económico, por mencionar algunas, evidencian la clara importancia de los profesionales que estudian, explican y modifican el comportamiento humano”, asegura Diego Sánchez Camacho.

A raíz de este panorama, se ha visto un mayor número de aspirantes a la carrera de Psicología. En Colombia hay varias universidades con una trayectoria amplia en la formación, pero es clave que quien quiera empezar estos estudios “tenga ese amor por la disciplina y la profesión, así como la actitud de estar actualizado permanentemente” indica Juan Javier Vesga.

También hay un perfil del aspirante que es el de un curioso investigador, con interés por el comportamiento y con evidencia de sensibilidad por los problemas sociales; alguien crítico, adaptable, riguroso y creativo. “Por lo tanto, el interés por la ciencia, el método, los resultados y su aplicación, el buen juicio a la hora de estar en contacto con los datos y la capacidad para empatizar con la necesidad de los demás son la suma de condiciones de la disciplina”, añade Sánchez Camacho.

Las facultades de Psicología enfrentan varios retos, entre ellos enseñar a las personas a valorar su salud mental, que puede ser afectada de manera muy silenciosa, como ocurre con enfermedades como la hipertensión. Sin embargo, es necesario tener una orientación más hacia la Psicología positiva, centrándose en las potencialidades de las personas y no solo en los temas de enfermedad.

También es recomendable promover la prevención y que desde la academia los futuros psicólogos se apropien de estas realidades y puedan aportar con sus conocimientos al bienestar de las personas y su salud mental. Más aún en un tiempo como el de la pandemia, cuando la Psicología ha sido un campo que les ha permitido a las personas fortalecer su resiliencia y capacidad de autoconocimiento para explorar nuevas esferas de acción basadas en el desarrollo del potencial humano. “A nivel colectivo, la Psicología ayuda a mejorar la capacidad de la comunicación y comprensión de las diferencias humanas que permita a las personas la sana convivencia”, concluye Vesga.

Perfil del aspirante

“El programa de psicología está dirigido a personas con interés de adentrarse en los campos de las ciencias humanas, sociales y de salud. Se debe contar con alta disposición a la indagación a través de la pregunta y la lectura, así como al desarrollo de habilidades comunicacionales, que le permitan aportar a la disciplina y a la profesión a través de la investigación. Se debe tener un alto grado de empatía hacia los demás, así como una actitud abierta hacia el trabajo con individuos, grupos y comunidades para contribuir a la construcción de una mejor sociedad”: Alba Lucía Moreno Vela, decana del programa de psicología de la Universidad Piloto de Colombia.

Fuente:https://www.elespectador.com/especiales/la-necesidad-de-entender-la-conducta-humana/?cx_testId=17&cx_testVariant=cx_1&cx_artPos=0#cxrecs_s

mision_bioeconomica.png

Por: Semana.

El Ministerio de Ciencia y Tecnología lanzó la convocatoria Misión de Bioeconomía, por medio de la cual el Gobierno dará 41.000 millones de pesos y el sector privado 17.000 millones para desarrollar tecnologías y productos basados en el aprovechamiento de la biomasa, la biodiversidad y productos ecosistémicos, además de incentivar la agricultura sostenible en las regiones de Colombia.

La convocatoria plantea cinco desafíos y áreas estratégicas: desarrollo sostenible, aprovechamiento de la biodiversidad, agroproductivo y sostenible, biomasa 100 y tecnologías avanzadas.

“La tendencia mundial busca consolidar la ciencia, la economía y la innovación como eje del crecimiento de la generación de progreso y de equidad social. Nuestro país forma parte de esta tendencia y avanza en las grandes transformaciones que necesita”, destacó el presidente Iván Duque en el evento de lanzamiento del proyecto.

Por su parte, la ministra Mabel Torres sostuvo que la convocatoria permitirá que el país siga por el camino de la generación de productos y procesos de alto valor agregado.

Y además resaltó que la construcción de nuevas alianzas entre los sectores público y privado permitirá fortalecer las capacidades en ciencia y tecnología.

“En la convocatoria de Bioeconomía nos planteamos cinco desafíos y áreas estratégicas: Biodiversidad y servicios ecosistémicos que le apuntan al aprovechamiento del ecosistema continental para un desarrollo sostenible; Colombia biointeligente para, a través del uso inteligente de los genes de la naturaleza, sofisticar la biodiversidad continental; agroproductivo y sostenible que le apuesta a una agricultura que reconstruye tejido social; biomasa y química verde para mezclar el 100 % de la biomasa con un 100 % de rentabilidad, generando más valor al sector productivo”, señaló Torres.

La convocatoria estará abierta hasta el 6 de julio y emprendedores y empresarios podrán participar junto a los centros o institutos de investigaciones, instituciones de educación superior, centros de desarrollo, el SENA, consejos comunitarios y otros.

Los interesados podrán consultar dos modalidades de presentación: la primera es de alistamiento tecnológico para la comercialización de nuevas tecnologías y el aprovechamiento de la biodiversidad y “la validación comercial de prototipos de nuevas tecnologías y productos biobasados”; la segunda es abordar uno de los cinco desafíos mencionados.

La convocatoria está articulada con la hoja de ruta establecida en las recomendaciones de la Misión de Sabios 2019, donde expertos definieron una serie de acciones para consolidar el conocimiento y la educación como la base del desarrollo humano, sostenible y con equidad para Colombia.

Con este instrumento, el Gobierno espera apoyar “programas de investigación, desarrollo e innovación que integren nuevo conocimiento generado en el país al desarrollo y la validación técnica, precomercial y comercial de nuevas tecnologías, o que permitan adoptar o adaptar tecnologías convergentes e industrias 4.0 para desarrollar bienes y servicios de alto valor agregado”.

Además, proyectos que estén relacionados con soluciones a diversos retos frente a las áreas estratégicas y los desafíos que plantea la Misión de Bioeconomía

Para conocer los términos de referencia y cronograma de la convocatoria ingrese aquí: https://n9.cl/qjhm2 .

Fuente: https://www.semana.com/nacion/articulo/mision-de-bioeconomia-ofrecera-millonarios-recursos-a-proyectos-que-se-postulen-en-colombia/202145/

unitec_google.png

Por: Corporación Universitaria UNITEC.

Comprometidos con velar por una educación a la vanguardia y acorde a las necesidades actuales del mercado laboral, la Corporación Universitaria Unitec entra a hacer parte de las Instituciones de Educación Superior en Colombia que pertenecen al programa Google Cloud para Higher Ed un proyecto creado por Google Cloud.

Actualmente, este proyecto desarrolla en Colombia su tercera edición en la que trabaja de la mano con Instituciones de Educación Superior -IES y ONG´S vinculadas con objetivos de educación a la vanguardia, en el que se encuentran 10 IES de las cuales el 40% se encuentran en la ciudad de Bogotá.

Christian Plata, Gerente de Canales de Google Cloud en Colombia, menciona que la propuesta de valor de este proyecto es suplir la necesidad y demanda que se tiene actualmente en el mercado laboral con respecto a conocimientos sobre tecnología TI en Arquitectura en la nube y Data Analyst a partir de los programas que brindan, ayudando así a capacitar y habilitar tanto a docentes como estudiantes que participen en estos cursos.

Dentro de la ruta de aprendizaje de estos cursos, se encuentran conceptos como: analítica de datos, inteligencia de negocios y una introducción a los fundamentos del Machine Learning apoyados de plataformas como BigQuery que es el principal recurso que tiene Google para la organización de los datos, Coursera como la plataforma de educación en línea y QwikLabs como plataforma propia de Google, la cual funciona como laboratorio práctico en donde se busca apoyar en el desarrollo de habilidades en 4 áreas básicas como los son: Infraestructura, Aplicación y Desarrollo, Big Data y Machine Learning, y Seguridad.

Adicional a los programas vinculados en estos cursos, Google cuenta con una campaña denominada Google Cloud Computing Curriculum, en donde busca proporcionar a los docentes una serie de contenidos educativos con el fin de apoyarlos en la construcción de las temáticas a dictar en sus asignaturas.

De igual forma los beneficios que aporta Google con estos cursos es la obtención de:

•        Una insignia digital emitida por Google Cloud cada vez que completen una serie de laboratorios prácticos y realizando un laboratorio de desafío de evaluación final en QwikLabs. Dichas insignias pueden ser mencionadas en sus hojas de vida o perfiles profesionales.

•        La obtención de un certificado de finalización en cada una de las áreas de estudio del programa, es decir uno por Arquitectura de nube y el otro por Data Analyst.

Finalmente, la necesidad fue un motivador clave para este gigante de la tecnología que cree fielmente en que la educación debe ser universal y velando por su misión corporativa de organizar la información del mundo y hacerla universalmente asequible es que se fundamenta y se crea este proyecto que, además de ayudar a mitigar la necesidad del mercado por personal capacitado en estos temas de tecnologías TI, también, contribuye a lograr la certificación de sus participantes la cual cuenta con un gran respaldo en el mercado laboral, incentivar el amor e interés por la tecnología y, por supuesto, brindar una oportunidad de conocimiento en tendencias que hoy en día son muy necesitadas en el mercado. Por todo esto y más es que en Unitec nos sentimos orgullosos de pertenecer a este proyecto que busca diversificar y mantener a la vanguardia la fuerza laboral del sector tecnológico.

Fuente: Jefatura de Comunicaciones Corporación Universitaria UNITEC.

edu_cien_calidad.png

Por: El Espectador.

El trabajo que desde hace varias décadas realizan las universidades del Caribe está dando sus frutos y se destacan por sus investigaciones y aportes a las necesidades de las sociedades.

Desde hace varias décadas las universidades de la región Caribe se han propuesto desde la gestión de sus instituciones apostarle al desarrollo, la investigación y la innovación para formar a personas que puedan entender las realidades de las sociedades y darles desde sus conocimientos soluciones y propuestas que impacten desde una forma positiva.

Estos objetivos, con la coyuntura de la pandemia, toman mayor relevancia, ya que quedó en evidencia que ese trabajo articulado entre la academia, la empresa y el Estado puede encontrar soluciones que beneficien a toda una comunidad y salvar vidas.

Esto reta a las universidades a seguir ese camino de calidad y de innovación en un escenario de constante cambio, pero como reconoce Tito José Crissien, director de la Universidad de la Costa, “es un camino que se debe construir día a día y los logros que hoy tenemos como universidad son el resultado de que hace 16 años empezamos a buscar esa alta calidad enfocada, en primer lugar, en el talento humano para formarlo, y así poder impactar en los estudiantes y la sociedad”.

El panorama de ese entonces de la Universidad de la Costa era un escenario en el que los docentes eran 37, y hoy ya son 680. Pocos contaban con estudios de posgrado, y actualmente el 70 % de ellos tienen maestría o doctorado. Todo esto ha implicado en los buenos resultados de la universidad y la calidad de la educación.

En línea con esa estrategia de calidad, la Universidad Simón Bolívar emprendió el camino hacia la cultura de la calidad y la excelencia que ha tenido logros y reconocimientos, como la creación de nuevos programas académicos relevantes y pertinentes que permiten ofrecer 117 programas en las sedes de Barranquilla y Cúcuta, los cuales incluyen 30 especializaciones, 10 especialidades médicas y quirúrgicas, 29 maestrías y siete programas doctorales.

En la Universidad del Norte, entre sus derroteros, está la excelencia académica, así lo hace explícito desde su Plan de Desarrollo, donde el rector, Adolfo Meisel, claramente plantea que la excelencia debe ser el motor que los guíe en el presente y esa construcción de futuro, siendo esta “una búsqueda innovadora que no se ciña a libretos que han funcionado en otras partes, sino que utilice el conocimiento como herramienta principal”.

Todas estas estrategias dan sus frutos, por ejemplo, al destacarse en el Ranking U-Sapiens 2021-1, recientemente publicado, donde alcanzaron a ingresar nueve instituciones de educación superior (IES) de las Costa Caribe, de 72 clasificadas, entre más de 360 analizadas.

Estas nueve IES son de Atlántico, Bolívar, Córdoba y Magdalena. A su vez, en el IBN hay actualmente indexadas 277 revistas. Las IES clasificadas de la Costa Caribe aportaron al puntaje total de la variable revistas el 13 %, con revistas clasificadas en categorías B y C (según la convocatoria 830-2018).

De acuerdo con Carlos Roberto Peña Barrera, CEO Sapiens Research, “la tercera variable que se estudia es el número y la categoría de grupos de investigación categorizados por el Minciencias. El puntaje que aportan las nueve IES clasificadas del Caribe aporta un poco más del 12 % del total de IES que clasificaron. De estas, de nuevo las que más aportan con sus grupos A1 son la Universidad del Norte, Universidad Simón Bolívar y Universidad de Cartagena”.

Compromiso

“La universidad emprendió el camino hacia la cultura de la calidad que ha sido reconocida con la acreditación de alta calidad de 11 de nuestros programas académicos y la acreditación institucional por parte del Ministerio de Educación Nacional.

El logro del reconocimiento de nuestros profesores y grupos de investigación por parte del Minciencias es otra evidencia de la alta calidad de nuestros procesos, pues permite generar conocimiento de altísimo nivel que se aplica a las necesidades del entorno. Nos enorgullece mostrar el reciente reconocimiento que hizo el Minciencias a nuestro Centro de Investigaciones en Ciencias Sociales José Consuegra Higgins, que articula el quehacer de los grupos de investigación relacionados con esa área del saber, que están, a su vez, clasificados en las más altas categorías por el Minciencias”: U. Simón Bolívar.

Calidad educativa

“Uno de los principales derroteros es la excelencia académica, en la que se utilice el conocimiento como herramienta principal. Por eso, entre nuestras estrategias les estamos apostando a nuevos programas de pregrado y posgrado que respondan a las necesidades que han sido detectadas para responder a los desafíos planteados por la sociedad. Lo haremos de manera responsable, de acuerdo con nuestra capacidad institucional y las necesidades del mercado.

También debemos estar atentos a los avances y desafíos que nos presenta la educación superior. Asimismo, estar en conversación con las mejores universidades del mundo y hacer un esfuerzo por traer figuras de talla mundial, para que los estudiantes interactúen con esas personas, y que eso sea parte de la vida académica de nuestra institución”, Adolfo Meisel, rector de la Universidad del Norte.

Fuentehttps://www.elespectador.com/especiales/educacion-ciencia-y-calidad/

fodesep_congreso.png

Hoy, en el marco de la celebración del día internacional de la tierra, FODESEP se vincula al Congreso Internacional ¡Vive la Ciudad Sostenible! “Construyendo Hogares Ecológicos desde tu Universidad, evento organizado por la Universidad Nacional Abierta y a Distancia UNAD, cofinanciado por el Fondo de Desarrollo de la Educación Superior –FODESEP-, en alianza con la Universidad del Rosario y la Universidad Distrital Francisco José de Caldas.

El propósito del evento es invitar desde las Instituciones de Educación Superior del país a que los estudiantes compartan con sus familias, sus hogares, como a través de sus políticas, hábitos en el día a día y cambios en los comportamientos relacionados con el cuidado del medio ambiente, como podemos mantener un planeta mucho más habitable y sostenible, desde el cuidado del medio ambiente y de los recursos, en este sentido, este evento, busca sembrar en la conciencia de los seres humanos, como creamos ciudades y espacios sostenibles para el presente.

El objetivo es buscar cómo se generan cambios en los hábitos de los seres humanos, en los hogares, para que tengamos una ciudad verde, limpia, sostenible, una ciudad que genera energías limpias y comportamientos que cuidan el medio ambiente a partir de acciones individuales compartidas en la familia que se extienden a la comunidad y al país.

edusup_evo_reinv.png

Por: Semana.

La crisis sanitaria ha sido una oportunidad para que las instituciones de educación superior (IES) se reconecten con su esencia y su papel frente a la sociedad y el conocimiento.

En medio de la difícil afectación que ha dejado la pandemia, se ha creado un momento histórico para la educación superior, permitiéndoles a todos sus actores hacer un alto en el camino y reflexionar sobre cómo impactar mejor, ofrecer más calidad en los procesos y garantizar mayor pertinencia, entre otros factores.

Aunque el desarrollo de la vida académica y universitaria en entornos virtuales ha significado un escenario de ensayo y error para las instituciones de educación superior, han sido más los aprendizajes que las malas experiencias.

En la búsqueda de las mejores prácticas pedagógicas y didácticas, muchas universidades se han reconectado con uno de sus objetivos misionales más importantes: la formación y el acompañamiento integral al estudiante.

Como explica Héctor Bonilla, vicerrector administrativo y miembro fundador de la Universidad Antonio Nariño, “la universidad no puede perder su esencia como institución corporativa, académica e investigadora, que promueve la universalización del conocimiento; de allí sus funciones sustantivas: formación, investigación y servicio a la comunidad”.

El primer viraje de la educación superior

Entre las reflexiones que, naturalmente, suscitaron los primeros meses de la emergencia sanitaria por la covid-19, una urgente reinvención acorde con las circunstancias inmediatas fue el primer viraje tomado por los directivos universitarios.

Desde aquel momento y hasta la actualidad, la educación mediada por las tecnologías (más precisamente, las TIC) es una realidad sin tiempo de caducidad.

Espacios como salones de clase, bibliotecas o laboratorios han migrado a la virtualidad con el uso de materiales interactivos, simuladores o softwares.

“El reto de esta nueva era tecnológica nos está llevando a encontrarnos otra vez con el propósito de la educación: educar, formar y conectar con las nuevas tendencias, sin dejar de lado el sentido de responsabilidad con el mundo y el entorno”, afirma María Clara Rangel, rectora de la Universidad El Bosque.

A pesar de los desaciertos en la manera como las instituciones han entendido y manejado la virtualidad en la emergencia, hoy miles de estudiantes y profesores que la pandemia relegó a sus casas desarrollan competencias y experimentan realidades formativas que, probablemente, no hubieran adquirido en el modelo presencial.

De acuerdo con Jaime Leal Afanador, rector de la Universidad Nacional Abierta y a Distancia (UNAD), “esta emergencia mundial aceleró la historia y demostró que lo virtual responde a lo que la modernidad demanda y que, si no hubiera sido por esta, la humanidad se hubiera sumido en una crisis educativa, social y económica sin precedentes. Desde hace más de cuatro décadas, la propia Unesco reconoció que la educación abierta y virtual es la que mejor se acompasa a la nueva sociedad, impregnada por la información y el conocimiento evolutivo. La pandemia ha confirmado esta realidad”.

¿Hacia una nueva pedagogía superior?

Si bien la cara más evidente de la reinvención actual de las universidades es su apuesta por las TIC, lo cierto es que sumarse a la educación mediada por la tecnología necesita de la transformación de las metodologías de enseñanza y aprendizaje.

En primer lugar, muchos docentes han encontrado en la pandemia una oportunidad de oro para familiarizarse con la tecnología, y así actualizarse y reinventar sus dinámicas de clase.

Bajo una lógica pedagógica que invita al alumno a ir explorando contenidos de manera autónoma, los profesores han sacado a relucir su faceta de “generadores de curiosidad” en sus estudiantes e, incluso, de motivadores.

“Estamos asistiendo a la posibilidad de poner en práctica múltiples estrategias pedagógicas y didácticas para la formación integral, que articulan diferentes tecnologías en los múltiples ambientes y objetos de aprendizaje predeterminados, con una alta usabilidad de repositorios digitales de consulta e investigación”, explica el rector de la UNAD.

De otro lado, los estudiantes se han empoderado de esta contingencia, mostrándoles a sus padres y maestros que, en la mayoría de los contextos, es posible aprender por medio de las pantallas y sin que el maestro esté conectado, como en jornadas asincrónicas.

Según la rectora de la Universidad El Bosque, “hemos visto cambios en la generación de nuevos proyectos en los procesos de formación, investigación y responsabilidad social. Esto ha permitido fortalecer estos procesos utilizando nuevos modelos de enseñanza-aprendizaje, y de esta manera, responder a los desafíos de la cuarta revolución industrial y a las consecuencias de la transformación digital”.

En palabras del rector de la UNAD, este complejo capítulo de la historia ha hecho “volar creativamente las pedagogías que Paulo Freire (pedagogo y filósofo brasileño) relaciona con la libertad para que las mentes de docentes y estudiantes se motiven por el valor social de los objetos de estudio, garantizando el desarrollo de procesos de interacción e interactividad colaborativa para el aprendizaje autónomo y significativo”.

De vuelta a la esencia: lo social en la educación superior

Coinciden los expertos en que el futuro de la educación superior pasa por seguir propendiendo la evolución de sus instituciones, a la luz de lo que el vicerrector administrativo y miembro fundador de la Universidad Antonio Nariño llama “contemporizar sus maneras de ser y hacer”; es decir, asimilar los desarrollos tecnológicos y didácticos sin perder de vista el desarrollo social.

“El desarrollo social debe ser la esencia del modelo pedagógico, teniendo como centro de acción al ser humano y su evolución. La educación tiene, además, una misión fundamental relacionada con la profundización y generación de nuevo conocimiento, en procura de unos resultados que impacten la calidad de vida y generen mejores escenarios de justicia y convivencia”, puntualiza Bonilla.

El futuro de la educación superior es híbrido

La posibilidad de compaginar campus físicos y virtuales con la flexibilidad y la agilidad en procesos de admisiones, matrículas y permanencia está al orden del día para las universidades.

Para la rectora de la Universidad El Bosque, “los cambios que se han generado a partir de esta contingencia deben continuar su proceso de transformación educativa y digital, puesto que nos han llevado a avanzar en la implementación de la tecnología”.

No obstante, permanecerá en el tiempo la necesidad de crear espacios de enseñanza-aprendizaje a partir del diálogo y la disertación de manera presencial, aprender a construir relaciones humanas, así como prácticas formativas.

“Perdurará también la humanización de los procesos de formación y la necesidad de sentir, ver y, en ocasiones, tener una mano amiga que le dé soporte, apoyo o una felicitación merecida”, concluye la rectora Rangel.

Fuente: https://www.semana.com/educacion/articulo/la-educacion-superior-evoluciona-o-se-reinventa-aqui-le-contamos/202100/